Opinion

31.mar.2014 / 07:52 am / Comentarios desactivados

En la Primera Línea

Por Mervin Maldonado

@MervinMaldonado

Organización Estudiantil

Es pertinente, ante las propuestas que han realizado los estudiantes patriotas y las que ha hecho nuestro propio presidente Nicolás Maduro, profundizar sobre la organización estudiantil. En la conferencia de paz con los estudiantes universitarios, así como en el gran encuentro de los estudiantes de los liceos y escuelas técnicas, este fue uno de los principales temas, donde brotaron las propuestas sobre las federaciones nacionales de estudiantes.

Ante ello, varias son las posiciones, con diversidad de enfoques y de métodos, pero lo más significativo es que la inmensa mayoría de este importante sector de la sociedad, dedicado a la academia, es que se comparte la necesidad imperiosa de avanzar a niveles superiores de organización, que permitan profundizar y acelerar los procesos ineludibles que demanda el presente y el futuro.

Si revisamos la historia, el movimiento estudiantil, el verdadero, el que ha luchado y lo hace por las causas justas, ha sido determinante en el rumbo del país, recordemos aquel de los años 50, que luchó contra la dictadura, y que lamentablemente en seguida fue traicionado por los firmantes del Pacto de Punto Fijo, quienes luego de la caída de Pérez Jiménez y que estos llegaron al poder gubernamental lo que hicieron fue perseguir a los estudiantes, reprimirlos, torturarlos y asesinarlos para tratar de callar sus voces y evitar los cambios profundos, estructurales de la sociedad, en las décadas de los años 60, 70, 80 y 90, pero que los niveles organizativos estudiantiles para esos momentos permitieron resistir y avanzar.

Recordemos cuánta sangre se derramó y cuántos muertos hubo en aquella época oscura para poder obtener el pasaje estudiantil, residencias estudiantiles, comedor, rutas, por solo mencionar algunas cosas en materia reivindicativa, pero que iban de la mano por la lucha de un país mejor, justo, igualitario, de oportunidades para todos, y que luego con la aparición en el escenario nacional de nuestro Comandante Chávez y el huracán bolivariano, encontraron tierra firme, espacio para la materialización de muchos sueños que redundan en beneficio para todos.

Han sido importantes los logros en el sector estudiantil desde la llegada de la revolución, en lo político, social, económico, académico, tecnológico, etc., que hoy podemos palpar, sin embargo, esta etapa de la historia nos demanda mayor profundidad en lo estructural estudiantil, para poder ir al ritmo acelerado de la revolución, para poder proponer y responder desde todos los espacios, y es por ello que se requiere mayor organización ante tantos retos que nuestro pueblo y nuestra revolución nos plantea.

Vayamos pues, a la construcción colectiva, en todos los lugares, en todos los niveles, desde el aula de clases, desde el curso, la materia, el programa, hasta la nación completa, a organizarnos, a robustecer el movimiento estudiantil, a dar el salto gigante que se nos demanda, entre todos lo haremos ¡que vivan los estudiantes!

¡Chávez Vive, la Patria Sigue!