Noticias

27.ago.2014 / 07:43 pm / Comentarios desactivados

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para el periodista Giovanni Barboza, miembro de la Comisión de comunicación del Psuv Mérida, existe una clara manipulación del Colegio Nacional de Periodistas y de algunos voceros políticos de oposición, en deformar el espíritu y propósito del proyecto de “Ley de la Comunicación social”, propuesto por Gastón Guisandes ante la Comisión permanente del poder popular y medios de comunicación de la Asamblea Nacional

En un comunicado, el CNP regional señala a este proyecto como una fragua “perniciosa en el ejercicio de la función periodística y en la difusión y divulgación de informaciones a través de los medios de comunicación”, siendo todo lo contrario, ya que el proyecto de Ley amplía las posibilidades a todos los “comunicadores sociales”, graduados y de plena legitimidad en el quehacer popular de ser difusores de informaciones en cualquier medio.

Barboza explica que en 1989, cuando la Universidad “Cecilio Acosta” graduó a su primera promoción (de la cual él pertenece) se planteó una discusión similar, ya que CNP a nivel nacional no quería reconocer los títulos de estos profesionales porque su mención era “Desarrollo comunal”, esto demuestra el desprecio y la descalificación de este gremio por la comunicación popular que, gracias Chávez fue reivindicada.

En cuanto a que esta Ley pueda ser un “adefesio revolucionaria”, para acabar con el Colegio Nacional de Periodistas y “desprofesionalizar la carrera de comunicación social”, porque, según la directiva del CNP Mérida, ahora “cualquiera sin la debida formación académica ejerza el periodismo”, valdría preguntarle a esos colegas, ¿en qué universidad se graduó el actual Secretario general del CNP de Mérida?, ya que todos saben que esta persona obtuvo su carnet por una gracia de la cuarta república y no porque haya estudiado esa carrera en ninguna institución de educación superior.

De igual forma acota Barboza que la postura del CNP es una perversión de monopolio de la acción comunicativa que carece de argumentos sólidos, agregando que incluso, este proyecto de Ley, se queda corto en la normativa que debe regir la acción de los medios, más que la misma profesión u oficio periodístico.

Finalmente, resaltó que en la Comisión de medios de la AN, reposa desde hace tiempo un proyecto aún más ambicioso en materia de comunicación popular y alternativa y que bien podría anteceder la propuesta de Gastón Guisandes, ya que a nivel nacional, los Consejos de comunicación popular, están empujando a que este proyecto reciba una segunda discusión en el parlamento y se logre su aprobación definitiva.

Prensa Psuv Mérida