Opinion

6.may.2015 / 04:29 pm / Comentarios desactivados

marcha-oficialismo-2-e1392761947567

 

En la Primera Línea

Por Mervin Maldonado

@Mervin Maldonado

Si algo debe caracterizar a un país que quiere echar para adelante, es consolidar la clase trabajadora, la que garantiza ser motor dinamizador de la sociedad, y en Venezuela tenemos bastante de que hablar sobre esto.

Entendiendo que en el mundo hay una crisis del sistema capitalista, por su devorador y perverso mecanismo de explotación del ser humano y de la naturaleza, solo para beneficiar a una minoría perjudicando a las inmensas mayorías, y que en contraposición la alternativa de construir un mundo justo es a través del sistema socialista, planteando valores de igualdad, solidaridad, cooperación, y con un método de distribución objetivo de las riquezas, es entonces menester de la clase trabajadora asumir con fuerza las acciones necesarias que permitan acelerar el proceso de expansión y consolidación de lo planteado en el sistema que le permite generar su mayor suma de felicidad, el socialismo.

Para lograr este escenario ideal hace falta mucho por hacer, -reconociendo también lo mucho que hemos hecho – donde naturalmente el capitalismo en crisis se resiste a morir y es cuando más ataques está haciendo para intentar mantenerse, por eso los múltiples de estos que recibimos en cualquier ámbito, en lo político, en lo económico, entre muchos, pero que así como los hemos venido superando, nos corresponde, a todos, a los trabajadores, en esta fase acelerar todo lo que corresponda para poder obtener la victoria definitiva.

Para nadie es un secreto la situación de los precios del petróleo en el mundo, han disminuido en más del 60% y aun así, sumándole guerra económica y todo, el Presidente Nicolás Maduro, demostrando su talante de trabajador, ha decretado un aumento del 30% del sueldo a nivel nacional para todos los niveles, eso solo es posible en revolución, pues nada mas hace falta comparar que ha pasado en países cuando su principal fuente de ingresos disminuye y se evidencia que las primeras medidas son disminuir los beneficios sociales.

De esta manera podemos probar nuevamente el compromiso meridional y la confianza en la clase trabajadora para seguir superando dificultades y construyendo el país potencia perfectamente planteado en el plan de la Patria.

¡Chávez Vive, la Patria Sigue!