Opinion

7.sep.2015 / 12:03 pm / Comentarios desactivados

En la Primera Línea

Por Mervin Maldonado

@MervinMaldonado

¡Orgullosos de nuestra historia!

Este 6 de septiembre se han cumplido 200 años de la Carta de Jamaica, escrita por nuestro Libertador en un periodo de adversidades para la causa patriota, pero que siempre con amor y firmeza por nuestra tierra gloriosa, plasmó en ella con gran visión y esperanza el programa político y estratégico de la acción libertadora.

Es extraordinaria la vigencia que tiene para nuestros tiempos esta carta, en ella el libertador configura con precisión la necesidad de la unión latinoamericana y caribeña, la misma por la cual durante estos dos siglos por generaciones hemos entregado nuestros más sublimes sentimientos, pensamientos, esfuerzos y sacrificios.

Es determinante para nuestros tiempos, la generación bicentenaria, mantener siempre vivo en el pueblo el espíritu de este documento y comprender con profundidad cada día la importancia de unirnos para seguir acelerando la materialización del proyecto bolivariano, que tiene como objetivo garantizar la mayor suma de felicidad posible para todos.

En frases como esta, el Libertador en la carta nos determina claramente el camino a seguir:

“Yo deseo más que otro alguno ver formar en América la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riquezas que por su libertad y gloria”

El Comandante Chávez como gran bolivariano, nos recuperó al Libertador, que los sectores de la oligarquía nos habían tratado de sepultar, y nos enseñó a transitar este camino ahora guiado por nuestro Presidente Maduro “Este monumental documento conocido por la historia como la carta de Jamaica expresa la utopía concreta más sublime y trascendente que se haya forjado en este lado del mundo: las bases materiales para la construcción y creación de un nuevo mundo aparecen en estas páginas que parecen haber sido escritas ayer en la noche”

La carta de Jamaica con esencia nos deja claro que no importa el tamaño de los ataques que recibamos, ni las adversidades que se nos presenten, para los que amamos esta tierra, nuestra historia y el futuro, siempre debe prevalecer la lealtad, la conciencia, y la fuerza en nuestras acciones para superar lo que sea necesario; con optimismo y esperanza, avanzar ¡es responsabilidad de todos!

¡Chávez Vive, la Patria Sigue!