Opinion

4.mar.2016 / 06:50 pm / Comentarios desactivados

Vladimir Pineda R.

Coord. De Ideología del Equipo Político Municipal del PSUV/Libertador/Mérida

No es sorprendente que el capitán delirante sin tropa diera a conocer por las redes sociales y los medios impresos del país, sus expresiones en contra del proceso, ya que en anteriores ocasiones dejo entrever sus colmillos de la traición.  El descaro del contenido de su comunicado, va más allá de los intereses de la Patria. Yo diría, que ya está actuando como un brazo de los planes de la derecha, para derrumbar el gobierno presidido por el presidente Nicolás Maduro. A él y los firmantes de tan aberrado comunicado, en los inicios del proceso bolivariano, el Comandante Chávez les alzó la mano para que lo acompañaran en la construcción de la nueva Venezuela, sin embargo, se jactaron insaciablemente  de sus cargos, obteniendo beneficios incalculables. Algunos de los firmantes, violaron la ética y la moral republicana, hoy viven muy cómodos después de haber disfrutado de tan ostentosos cargos.

Es parte de la guerra sicológica emprendida por sectores infiltrados dentro del Chavismo en contra del proceso iniciado por el Comandante Supremo Hugo Rafael Chaves Frías y continuado por el Presidente obrero Nicolás Maduro.

No hay que olvidar que este grupo de desertores, en el año 2012  para las elecciones de gobernadores, el capitán delirante sin tropa desafió la orden del Presidente Chávez en medio de la traición y el personalismo. Turbas que lo apoyaban, de conductas similares a las Guarimberas, emprendieron acciones violentas contra quienes apoyábamos la decisión superior del Comandante Chávez, relacionado con la candidatura a gobernador, quien en su momento manifestó  en  VTV: “El candidato para la gobernación del Estado Mérida, es Alexis Ramírez. No hay otro”

Al conocerse la decisión del Comandante Chávez, estas turbas accionaron sus instintos agresivos contra el camarada Diógenes Andrade (Fanta), hubo que protegerlo ante la ruptura de los cristales de las puertas de los ambientes del hotel. Allí nos lanzaron objetos contundentes, nos insultaron, nos gritaban “Traidores”, resulta que ahora los traidores son ellos. ¿Que ironías del destino? Los que ayer nos llamaron traidores, hoy públicamente piden la renuncia de Nicolás Maduro en su manifiesto de intenciones ocultas. No conforme con esto, lanzan la candidatura paralela a la gobernación del estado Mérida, poniendo en peligro el triunfo de la revolución en este estado, restándole votos a la revolución, confundiendo a la militancia del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), asociado con algunos ex alcaldes, miembros de su gabinete y, otros muy bien conocidos que ocuparon cargos de dirección partidista.

 Hoy a más de tres años, el Comandante Chávez no se equivocó cuando su decisión fue tajante al señalar al Camarada Alexis Ramírez, como candidato a la Gobernación. Chávez apostó al liderazgo de su candidato, por que sabía que desde Mérida se gestaba una conspiración nacional en contra de la revolución, conspiración que fue derrotada por un pueblo leal, disciplinado y lleno de conciencia revolucionaria.

Fue una época muy difícil para la revolución en Mérida, el ataque despiadado al proyecto del Comandante Chávez no tuvo medida. Se declararon NO SOCIALISTA, Antichavistas y pro imperialistas.

Hoy el capitán delirante sin tropa, no nos sorprende con sus comunicado, ni su odio, ni el veneno que expulsa cada vez que se refiere a la revolución, sabemos que su frustración política por no haber cumplido sus deseos en la Presidencia de la República, esa que tampoco le dará la derecha venezolana.

Camaradas. La historia la escriben los que hemos sido leales al Comandante Chávez y su proyecto que está más vivo que nunca, y no quienes se creen que son líderes de un pueblo sólo por haber participado en un hecho comandado por el líder supremo de la revolución bolivariana, por eso,  hay que renacer en las entrañas del pueblo revolucionario de Mérida, con lealtad siempre, la moral y los principios éticos revolucionarios.

Cito una frase del Comandante Chávez.

“Un verdadero líder tiene que estar en el alma de su pueblo, de lo contrario difícilmente será un líder o un dirigente”

Su Camarada y amigo

Vladimir Pineda R.

Coord. De Ideología del Equipo Político Municipal del PSUV/Libertador/Mérida.