Noticias

13.abr.2016 / 11:41 am / Comentarios desactivados

Twitter 11 tiene 13 copy

Han pasado 14 años, desde aquel momento histórico cuando el pueblo venezolano asumiendo su rol protagónico retomó el hilo constitucional del país, tras el golpe de estado perpetrado por actores de la derecha apátrida de la nación, quienes recibiendo órdenes del imperio norteamericano, buscaron  derrocar de forma violenta del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez.

Los acontecimientos del 11 y 12 de abril de 2002  describen las pretensiones e irracionalidad  de la oligarquía apátrida venezolana  representada por la cúpula empresarial parasitaria, politiqueros disfrazados de sindicalistas, la iglesia católica, los meritócratas de la vieja PDVSA  y los medios de comunicación convertidos en laboratorios de guerra psicológica y propaganda sucia, quienes se  aliaron con el objetivo de aniquilar las instituciones del Estado para retomar por la fuerza el poder que habían perdido por la vía electoral.

Con este episodio, el fascismo mostró sus garras. La Casa Blanca colocó en el poder a Pedro Carmona Estanga, presidente de la principal organización empresarial Fedecamaras. Una dictadura de extrema derecha que tomó por asalto al país y eliminó, en horas, las instituciones del Estado nacionales, estadales y municipales, dándole la espalda al pueblo soberano.

Desatando persecuciones a funcionarios bolivarianos y a todos los afectos al gobierno de Chávez, se generan allanamientos a sedes de los círculos bolivarianos, casas, ministerios y se dan detenciones arbitrarias en las calles de Caracas.

El 12 de abril, los opositores al gobierno, atacan la embajada de Cuba, destruyen vehículos y privan al personal diplomático cubano de luz eléctrica y agua, amenazándolos de no permitirles el acceso de alimentos y bebidas.

Pueblo rebelde retoma su poder constitucional

Afortunadamente esta dictadura solo duro horas, el pueblo rebelde en unión cívico militar, apegados al hilo constitucional acabaron con aquella tiranía, antes de que se consolidara, devolviendo al comandante Chávez a la presidencia en el marco de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que había sido derogada.

El 13 de abril, más allá del poder mediático y golpista, el deseo del Poder Popular se hizo sentir. El pueblo se manifestó, en combinación gloriosa con un grupo de oficiales y tropas patriotas, que restablecieron en la presidencia a Hugo Chávez y el sistema democrático venezolano.

El pueblo asumió su rol protagónico en este episodio de la historia contemporánea de Venezuela, así lo indico  Florencia Aponte dirigente comunitaria de la localidad de Los Curos, municipio Libertador del estado Mérida, quien señaló que durante los sucesos del 11,12 y 13 de Abril, en esta jurisdicción andina los revolucionarios asumieron la defensa de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela para el rescate del estado de derecho de la Nación.

“Este 13 de abril los venezolanos conmemoramos 14 años de la rebelión popular en contra de la oligarquía apátrida que quiso entregar al país a potencias extrajeras bajo la figura de “Pedro el breve, hoy el pueblo está más consciente, identificando a los enemigos de nuestra patria quienes continúan atacando a las bases populares para destruir el legado del comandante Chávez y la Revolución Bolivariana, lo cual no lo lograrán, en esta batalla económica social también saldremos victoriosos derrotando la guerra económica” sostuvo Aponte.

El profesor universitario Alirio Liscano explicó que el 13 de abril de 2002 el pueblo bolivariano en su carácter democrático y soberano activó un mecanismo constitucional establecido en el artículo 350 de nuestra Carta Magna que indica;  “El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticas o menoscabe los derechos humanos”.

Liscano afirmó que en ese momento histórico se evidenció la tiranía de un gobierno nefasto que pretendía instalar la más feroz dictadura neofascista a la cual el pueblo se opuso, y quienes hoy en día en la oposición hablan de respeto, unidad y democracia estuvieron presentes en el golpe de Estado, dejando a un lado el mandato popular, violando la Constitución, el Derecho Internacional y demoliendo la institucionalidad del país. A 14 años de estos sucesos, el pueblo venezolano, no olvida y continúa expresando: Todo 11 tiene su 13.

Redacción: Zuleima Contreras M. / Prensa Fundacomunal Mérida