Noticias

10.may.2016 / 06:08 pm / Comentarios desactivados

Coronel (GN) Oscar Aponte Landaeta, Jefe del Gabinete de Seguridad y Paz del estado Mérida. Fotos: Jesús Moreno

Coronel (GN) Oscar Aponte Landaeta, Jefe del Gabinete de Seguridad y Paz del estado Mérida. Fotos: Jesús Moreno

 

No existe crisis humanitaria

Gobierno merideño no permitirá chantajes por parte de la derecha en el Iahula

***Tras la visita de diputados opositores de la Asamblea Nacional han sucedido hechos de sabotaje en áreas de funcionamiento del centro de salud

Ante los últimos acontecimientos violentos y sabotajes auspiciados por diputados de la derecha venezolana en el Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes (Iahula), el Gobierno de Alexis Ramírez giró instrucciones a través del Gabinete de Seguridad y Paz en la entidad para no permitir este tipo de hechos en el principal centro de salud de la región.

Así lo manifestó el Jefe del Gabinete de Seguridad y Paz en el estado Mérida, coronel Oscar Aponte Landaeta, quien dijo que la exparlamentaria María Corina Machado y el presidente de la Comisión de Salud de la  Asamblea Nacional, diputado José Manuel Olivares, pretenden con sus visitas subvertir el orden y desconocer a las autoridades del hospital, accediendo a áreas de estricto control de visitas.

Expuso asimismo, que un sector de médicos y personal adscritos al centro hospitalario sabotean áreas como Maternidad y Obstetricia, entre otras, utilizando sus batas blancas para arremeter y generar matrices de desprestigio contra el principal centro de salud merideño, declarando una supuesta crisis humanitaria.

Igualmente denunció que, el Colegio Médico del estado Mérida es cómplice al no fijar posición ante estas acciones que socavan la tranquilidad y paz de los pacientes y familiares.

El coronel Aponte Landaeta advirtió que no permitirán “bachaqueo” de insumos médicos dentro del Iahula, “funcionario que consigan con este tipo de actividades será puesto a órdenes de los tribunales y la Fiscalía del Ministerio Publico”.

Los hospitales dependientes del Ministerio de Salud estarán custodiados por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana de manera itinerante y su personal está siendo formado en la materia.

Estas medidas son una manera de decirle “no” al sabotaje en los hospitales y ratificar el compromiso del Gobierno merideño en trabajar por el fortalecimiento de todos los centros de salud  y consolidar el Sistema Público Regional de Salud,  para garantizar la calidad de vida y la mayor suma de felicidad posible al pueblo. (OCI/Martin Lara).