Noticias

19.ago.2016 / 04:55 pm / Comentarios desactivados

950

Medida busca contrarrestar guerra económica

 Gobierno merideño garantiza nuevo incremento salarial a sus trabajadores

 

*** El salario mínimo integral de 65.056 bolívares mensuales entrará en vigencia el 1 de septiembre, mientras que la cesta ticket se ubica en 42.480 bolívares, desde el 1 de agosto

A juicio del gobernador del estado bolivariano de Mérida, Alexis Ramírez, el aumento presidencial decretado el pasado 12 de agosto por el Presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, busca proteger a la familia venezolana de la guerra económica que se mantiene en el país.

Como se recordará, a través del Decreto Presidencial N° 2.429, publicado en la Gaceta Oficial N° 40.965 de fecha 12 de agosto de 2016, se fija un aumento de 50% del salario mínimo nacional mensual, obligatorio en todo el territorio de la República Bolivariana de Venezuela, dirigido a los trabajadores que presten servicios en los sectores público y privado, el cual entrará en vigencia a partir del 1 de septiembre próximo.

En este sentido, el mandatario merideño expresó, que la Gobernación, como siempre lo ha hecho, cumplirá también con esta disposición, realizando ya las gestiones respectivas para el envío de los recursos. “En tres años y medio que tengo al frente del Ejecutivo se han cancelado todos los incrementos, el último de ellos, tan solo hace una semana”.

Una vez que sale en Gaceta, explicó Ramírez, tardará entre un mes o dos, como máximo, la llegada del dinero a través de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre), para cumplir con este compromiso en el estado, lo cual aspiramos pueda ser el mes de septiembre.

Durante la actual gestión, no ha habido demoras ni mayores problemas con el tema de las nóminas, pues los pagos siempre han sido en el tiempo previsto, destacó el gobernador, al señalar que este nuevo incremento tiene una importancia mayor, pues es primordial en este momento para combatir la inflación, la especulación.

“Los mismos que mantienen la guerra económica en el país, ya están hablando de que este aumento se convertirá en sal y agua, lo cual no será así. El Gobierno nacional y por supuesto el merideño, lo que quieren es proteger al trabajador, garantizándole un  salario justo, la posibilidad de un mayor poder adquisitivo y en consecuencia, una mejora en el consumo”.

El aumento contempla las tablas de los trabajadores públicos y de los militares, así como a las tarjetas de misiones socialistas. Con el aumento decretado por el Ejecutivo, el salario mínimo pasa de 15.051 bolívares a 22.576mientras que el bono de alimentación se incrementa de 18.585 bolívares a 42.480 mensuales, para un salario mínimo integral de 65.056 bolívares.

Prensa Gabinete de Seguridad y Paz