Noticias

19.oct.2016 / 04:09 pm / Comentarios desactivados

1

*** Desde comienzos del año el ente de seguridad ha atendido casi 16 mil casos vinculados a diversas problemáticas y que han sido solventados con éxito gracias a la visión del Gobierno bolivariano y al compromiso del contingente de seguridad

Con el objetivo de concientizar a la población en torno a las medidas de prevención que deben asumir para el manejo del Gas Licuado de Petróleo (GLP) o gas residencial, el Cuerpo de Bomberos del estado Mérida ofreció una rueda de prensa en su sede principal, donde aportó detalles en torno al tema.

Al frente de la iniciativa estuvo presente el comandante del mencionado ente, Roberto Rodríguez, quien enfatizó que la ciudadanía debe adoptar las medidas necesarias, ya que en los últimos meses ocurrieron tres accidentes en el estado relacionados al tema, producto del mal manejo  y experticia inadecuada de los usuarios.

El funcionario explicó que desde el inicio del año el ente de seguridad a su cargo ha atendido casi 16 mil casos relacionados con diversas problemáticas, que han sido solventados con éxito gracias a la visión del Gobierno bolivariano y al compromiso del contingente de seguridad.

A la actividad también asistió el representante del Departamento de Prevención de los Bomberos, Juan Zerpa, quien afirmó que los cuerpos de seguridad ciudadana tienen el deber y la disposición para formar a la población en estos aspectos, de hecho, el Cuerpo de Bomberos realiza periódicamente abordajes en las comunidades y en los centros educativos.

Los oficiales destacaron que la mayoría de los accidentes relacionados con el gas residencial pueden prevenirse, evitando con esto los eventos fatales. Las medidas son las siguientes:

Bajo ninguna circunstancia los usuarios deben manipular la instalación de los equipos relacionados con el gas residencial. Se recomienda contratar el servicio de empresas capacitadas.

Si se produce un escape de gas residencial dentro de un espacio habitado, los residentes deben abrir las ventanas y puertas, cerrar las llaves de paso principales (gas) y alertar a los organismos de seguridad al 171 o a las diversas sedes del Cuerpo de Bomberos en el estado.

Las personas que compran bombonas de gas, deben supervisar en los centros de llenado que los precintos de seguridad en los cilindros estén operativos, además de constatar que la bombona no tenga golpes ni abolladuras.

(Prensa OCI/ Reinaldo Burgués).