Noticias

7.nov.2016 / 03:45 pm / Comentarios desactivados

Foto 3

Con la finalidad de promover la cultura de prevención sísmica en la entidad merideña, la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis) inauguró el Aula Sísmica “Flor Teresa Ferrer” en la población de Lagunillas, municipio Sucre, con la colaboración de autoridades de prevención y seguridad del Ejecutivo regional, que asistieron en representación del gobernador Alexis Ramírez, acto en el que se entregaron reconocimientos a las autoridades del estado en una sesión del Concejo Municipal.

El viceministro para la Gestión de Riesgo y Protección Civil, Ángel William Martínez, expresó este lunes que la sala es la primera en la región de los Andes, la cual se entregó al cumplirse un año de la tormenta sísmica sobrevenida el 07 de noviembre de 2015, mes en que se registraron varios movimientos telúricos en la zona.

Acotó Martínez que a raíz de los estudios realizados por Funvisis, determinaron que era importante un aula para la capacitación de niños, jóvenes y adultos con la finalidad de labrar en la ciudadanía una cultura sísmica preventiva que permita, cuando sea necesario, actuar de manera responsable en situaciones de esta índole.

“Todos los colegios deben cambiar los pupitres por mesas y sillas para que, al registrarse un seísmo, los estudiantes puedan resguardarse debajo de la mesa”, agregó el viceministro. Asimismo, resaltó que funcionarios de Funvisis capacitarán al personal que laborará en el Aula Sísmica.

El acto de inauguración se llevó a cabo en la sede de la Dirección de Protección Civil del municipio Sucre, ubicada en el sector La Alameda, donde estuvieron presentes las autoridades locales, Cuerpo de Bomberos, Instituto de Protección Civil y Administración de Desastres del estado Mérida (Inpradem) y grupos voluntarios.

Convivencia

Por su parte, el director técnico de Funvisis, Miguel Palma, subrayó que los eventos sísmicos dejan grandes experiencias y que los merideños deben aprender a convivir con amenazas naturales como la falla de Boconó, pues históricamente esta ha tenido una actividad importante. “Por ello, debemos instruir sobre del antes, durante y el después de un evento sísmico”.

Palma manifestó que en el Aula Sísmica se educa a la colectividad que, además de adquirir conocimientos, también ejecuta la práctica, lo que representa una herramienta fundamental para detectar los errores cometidos en estas situaciones antes de que el sismo ocurra.

Participación

El comandante del Cuerpo de Bomberos de la entidad, teniente coronel Roberto Rodríguez, expresó que más de 120 funcionarios de los diferentes organismos participaron en el simulacro municipal “Tormenta 7”, desarrollado en las escuelas e instituciones de la jurisdicción para crear conciencia y una cultura preventiva frente a los eventos telúricos.

Prensa Gabinete de Seguridad y Paz /Mérida-Venezuela