Noticias

15.nov.2016 / 02:26 pm / Comentarios desactivados

Foto 3(1)

Funcionarios del Instituto de Protección Civil y Administración de Desastres del estado Mérida (Inpradem) se trasladaron hasta la población de Timotes, municipio Miranda, para evaluar las viviendas afectadas por las fuertes precipitaciones y el desbordamiento de las quebradas Ñohana, Loca Luz Caraballo y María Lionza.

El director de la institución, Gerardo Rojas, destacó que por lineamentos del gobernador Alexis Ramírez se activó una comisión de Inpradem para evaluar, monitorear e inspeccionar varios sectores con la finalidad de atender a las familias afectadas la noche del domingo pasado por las lluvias y la crecida de varias quebradas.

Rojas indicó que efectivos de Protección Civil se dirigieron con su equipo de trabajo a las comunidades perjudicadas para examinar y valorar las pérdidas en cada casa; asimismo, se trasladaron a las aldeas ubicadas en zonas de alto riesgo, debido a los deslizamientos de tierra, para apreciar la situación y tomar las medidas necesarias.

La vaguada afectó cuatro sectores

La vaguada afectó cuatro sectores

Evaluaciones 

Los funcionarios de Inpradem evaluaron un total de 68 viviendas, de las cuales 46 sufrieron pérdidas parciales. Asimismo, 22 tuvieron pérdidas, ya que estaban ubicadas cerca de las quebradas que se desbordaron.

Las evaluaciones fueron realizadas de la siguiente manera: en el sector Mucusé se valoraron dos residencias, una presentó daños parciales y la otra perdió sus enseres; en la urbanización Kennedy otras 14 casas fueron examinadas por los funcionarios, quienes declararon que 10 presentaban deterioros menores, mientras que en cuatro se apreciaban afectaciones generales.

Los sectores más afectados por las lluvias fueron Pueblo Rosado, con un total de seis casas con pérdidas totales y 11 residencias con pequeños daños; mientras que en la urbanización Timotes, de las 35 viviendas evaluadas, 11 quedaron destruidas por la vaguada y 24 con desgastes parciales.

Rojas manifestó que 307 personas resultaron afectadas, pero que han sido atendidas por el Ejecutivo regional y todas las instituciones de rescate para brindarles apoyo en este momento tan difícil para ellos. Algunas familias fueron trasladadas hasta un albergue ubicado en el sector Mesa Cerrada, de esa jurisdicción.

Agua restablecida 

El agua potable fue restablecida en 80 % de la población gracias a las acciones ejecutadas por entes dependientes de la Gobernación. Asimismo, las rocas, escombros y lodo fueron quitados de las zonas afectadas mediante acciones de limpieza ejecutadas en un trabajo conjunto entre organismos y habitantes de la zona.

Prensa Gabinete de Seguridad y Paz /Mérida-Venezuela