Noticias

24.nov.2016 / 07:00 pm / Comentarios desactivados

Foto 1- 700 combos de uniformes escolares fueron entregados en Tovar

*** Un nuevo beneficio social. Así avanza la educación en el país, de la mano de los Clap que han demostrado que son capaces de contribuir con las comunidades.

Este jueves la Revolución bolivariana llenó de alegría a 700 estudiantes de educación primaria de instituciones del municipio Tovar del estado Mérida, quienes  recibieron en sus manos los combos de uniformes escolares fabricados por los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

La primera entrega fue en los espacios de la escuela de Monseñor Moreno en donde los pequeños acompañados de sus padres accedieron a lo que representan un nuevo plan de fortalecimiento de la calidad y gratuidad educativa.

Allí estuvieron el alcalde Yvan Puliti y la jefa municipal de educación, Higinia Carrero, junto a las madres productoras que confeccionaron las prendas de vestir. El burgomaestre indicó que esa entrega fue una demostración más del amor y el trabajo para con quienes son el futuro de la nación.

Agregó que en Tovar los Clap han demostrado que son capaces de contribuir con las necesidades de las comunidades, destacando que ahora esas estructuras son un músculo imprescindible en la construcción de una nueva economía productiva.

Tania Rodríguez, madre combatiente e  integrante de los Clap, sostuvo que la nueva experiencia en la fabricación fue importante, estimando que puedan seguir trabajando para abastecer al pueblo de lo que necesita.

 “Somos grandes hacedores y creadores; con el apoyo del Gobierno de nuestro presidente Maduro y el gobernador Alexis Ramírez, avanzamos y hacemos realidad nuestras iniciativas”, destacó.

Explicó que cada combo lleva dos pantalones, así como igual número de franelas y camisas. “Son de calidad, bien confeccionados, hechos con todo el cariño para nuestros muchachos”, resaltó.

El costo de cada combo es de dos mil 500 bolívares, lo que representa un 80 por ciento de rebaja en comparación a los precios de los almacenes privados.

(OCI/Daniel Molina).