Noticias

30.ene.2017 / 04:45 pm / Comentarios desactivados

CORONEL APONTE

El jefe del Gabinete de Seguridad y Paz de la Gobernación del Estado Bolivariano de Mérida, coronel Óscar Aponte Landaeta, informó que para garantizar la tranquilidad de los merideños durante el paro de transporte que comenzó la semana pasada, por órdenes del gobernador Alexis Ramírez se mantiene el despliegue de más de dos mil efectivos militares y de orden público en los puntos más críticos.

En este sentido, Aponte especificó que el comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) del estado Mérida, general de división Isidro Rondón Torres, es quien dirige el dispositivo, y que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) actúa junto con el Destacamento de Seguridad Urbana con 800 uniformados empleados.

Indicó además que hay más de mil funcionarios del Instituto Autónomo de Policía del Estado Mérida (Iapem), 160 efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y más de 600 bomberos, que brindan atención y seguridad a la comunidad afectada por la suspensión del servicio del transporte público.

Puntualizó que para evitar el cierre de vías por parte de los transportistas se habilitó un sistema de grúas, por lo cual, autobús que sea usado para impedir el libre tránsito en cualquier calle o avenida, será remolcado, medida que el coronel calificó como contundente, ya que por decreto esta acción es ilegal.

El coronel Aponte destacó el comportamiento cívico de la población merideña, porque, a su juicio, ha sabido entender el conflicto y confía en que el gobierno de Mérida solucionará todo, ya que quienes protestan le están haciendo daño al pueblo.

Prensa Gabinete de Seguridad y Paz /Mérida-Venezuela