Opinion

3.feb.2017 / 06:04 pm / Comentarios desactivados

Venezuela ha padecido durante toda su existencia problemas y dificultades con su transporte. Desde antes de la época del nacimiento de la república.
Varías de nuestras ciudades se movieron de sus originarios asentamiento por problemas de transporte y comunicación.
Verdaderamente fue grande la hazaña de Simón Bolívar al recorrer los Andes y el continente, sobre todo en ese momento, en el  que sólo se contaba  con caballos para hacer grandes travesías por tierra.
Él transporte de mercancías junto al nivel de contrabando fue crucial para tomar la resolución de independizarse de España. Recordemos como y porque se instaló en Venezuela, en casi todos los puertos pero  especíalmente en  Puerto Cabello la Real Compañía Guipuzcuana.
El transporte ha sido la causa de tumbar gobierno  o de apoyar a otros. A Cipriano Castro le hicieron un bloqueo marítimo.  Recordemos que antes nuestra primera vía para transportar mercancía fue la fluvial. Eran las flotas de barcos no de autos la que movían la economía.  Juan Vicente Gómez modernizo al país con carreteras, para ello ocupó a la población penal del país.
A  Marcos Pérez Jiménez lo tumban cuando decidió crear la red de trenes en el país, claro el también creó grandes vías para automóviles.
La democracia representativa trabajó afanosamente en la apertura de nuevas vías para los automóviles. Con ella se abandonó todas las rutas fluviales y la red de trenes, se escogió el auto.
La opción más costosa y que representó el gran negocio norteamericano. Es la protesta por el alza de las tarifas del transporte lo que desata el 27 de febrero. Chavez enfrentó hasta un paro de transporte maritimo. Recordemos la paralización de toda nuestra flota petrolera.
Ahora viene con ese formato la Mud para salir de éste gobierno.  En realidad ellos no quieren ni esperan unas elecciones. No les importa ni miden el dolor que puedan producir con tal salir  del  Reeeegimeen.
Pero ya los venezolanos estamos cansados, molestos, hastiados de tanta estupidez y peleas inútiles. Queremos producir. Queremos políticos que piensen en el país, en la patria y no es sus bolsillos.
Queremos ser gente de progreso, productivos, libres y prósperos. Queremos ser nosotros. Tierra de paz, solidaridad estabilidad y alegrías.
Poeta y profesor: Hector López