Noticias

3.feb.2017 / 06:24 pm / Comentarios desactivados

estrategias-economicas-estado-recuperacion-10

Foto: AVN

(Caracas, 03 de febrero. Noticias24).- El vicepresidente del Área Económica, Ramón Lobo, indicó que 2017 es “el año de la contraofensiva económica, de la construcción de una economía, real, independiente, soberana y robusta“.

En este sentido, Lobo recordó que 2016 “fue un año de resistencia “, frente a la arremetida de la guerra no convencional perpetrada por la derecha nacional e internacional, compuesta de cinco dimensiones fundamentales: la política, la mediática, la psicológica, la internacional y la económica.

Pese al ataque y sabotaje de la Asamblea Nacional (AN), manejada por sectores de la oposición; la baja de 87% de los ingresos de divisas, producto de la caída del precio del petróleo; los fenómenos climáticos que afectaron la capacidad de generación eléctrica; el bloqueo financiero internacional; el ataque a la moneda y el uso de una tasa de cambio del dólar ilegal y carente de basamentos económicos como marcador para las transacciones comerciales, “el Gobierno Nacional siguió avanzando en las acciones de protección del pueblo” e incrementó la inversión social del 71,4 % registrado en 2015, al 73% de 2016.

El también ministro de Banca y Finanzas prevé que 2017 será un año de recuperación económica, gracias a la construcción de un nuevo modelo diversificado que promoverá “la normalización del aparato productivo para generar los bienes, productos y servicios que demanda el pueblo venezolano”.

“El Ejecutivo trazó cinco líneas de trabajo que son: la recuperación del sendero del crecimiento económico e integral, optimizar la seguridad, fortalecer las misiones socialistas e impulsar un plan especial de obras públicas y la construcción del nuevo Poder Popular (…) la economía es un eje transversal a esas cinco líneas, y las acciones que se van a implementar permitirán fortalecer una economía real y productiva“, expresó.

Durante la entrevista, Lobo ofreció un balance sobre las acciones implementadas durante enero por el presidente de la República, Nicolás Maduro, para dinamizar el aparato productivo en función de las bases que se formaron en 2016 para comenzar a superar el rentismo petrolero.

Recordó que el jefe de Estado firmó el primer Decreto de Emergencia Económica de 2017, para continuar protegiendo los derechos del pueblo, el incrementó en 50 por ciento el salario mínimo para todos los trabajadores y pensionados, para ubicarlo en 40.638 bolívares.

También, se puso en marcha de un plan de obras públicas que, con una inversión de 300.000 millones de bolívares, generará 85.000 nuevos empleos para contribuir a la meta de llevar el índice de desempleo a 4,5% al cierre de este año.

El Presidente aprobó otros 300.000 millones de bolívares para el Fondo Bicentenario, que va a permitir financiar las distintas propuestas presentadas por los 15 motores de la Agenda Económica Bolivariana, acotó el ministro Lobo.

A su vez, señaló que se prevé llegar a los 6 millones de hogares cubiertos por los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), por lo que los esfuerzos del Ejecutivo estarán enfocados en fortalecer este mecanismo de distribución y generación de alimentos y productos demandados por las familias del país.

Subrayó que el Ejecutivo aprobó un monto de 9.936 millones de bolívares -a través del Fondo de Eficiencia Socialista- para impulsar el funcionamiento de los Clap, y anunció la implementación sistema de tiendas de estos comités.

Lobo mencionó además la exoneración del pago del Impuesto Sobre La Renta (ISLR) a las personas naturales con ingresos inferiores a las 6 mil unidades tributarias, y la reforma parcial del reglamento que rige el cobro de dicho tributo para pechar a las empresas con patrimonio igual o superior a 11 millones de Unidades Tributarias (UT), casi 2.000 millones de bolívares, y paguen el 1% de su patrimonio en impuestos.

Para promover la construcción de un comercio sano y justo en la frontera con Colombia y Brasil, el Gobierno nacional activó en enero un conjunto de estaciones de servicio para el suministro de gasolina y diesel en esta región, a un precio internacional especial para que los usuarios puedan pagar en peso colombiano, en real brasileño, o cualquier otra moneda extranjera convertible en el país.

Asimismo, Lobo destacó la apertura de las primeras ocho casas de cambio en la frontera colombo-venezolana, “para comenzar a tener una comercio sano”, y defender el valor del bolívar.

Es un sistema que va a permitir tener e implementar los ajustes necesarios de acuerdo a su desenvolvimiento“, acotó.

Otra de las acciones puestas en marcha en enero, para fortalecer la moneda y la economía nacional, es la incorporación progresiva de los billetes pertenecientes a la ampliación del cono monetario, que incluye las denominaciones de 500, 1.000, 2.000, 5.000, 10.000 y 20.000 bolívares.

“Superamos el sabotaje y ya están circulando entre los usuarios, los bancos y comercios las nuevas especies de la ampliación del cono monetario“, destacó el vicepresidente del Área Económica.

Con información de AVN.