Noticias

10.mar.2017 / 06:33 pm / Comentarios desactivados

C6klYokWgAAnr3U

Un mal olor en las áreas de Farmacia, Archivo, Epidemiología y de la Central Telefónica alertó a los trabajadores del Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes (Iahula) el pasado jueves en la mañana, y de inmediato pasaron la novedad al cuerpo bomberil de Mérida. La comisión de materiales peligrosos, supervisión y evaluación, se movilizó al sitio.

El segundo comandante del organismo, Francisco Guillén, explicó que la pestilencia emanaba de la tubería del cableado de comunicaciones, a causa del estancamiento de las aguas fluviales, por lo que ordenaron desalojar y acordonar las zonas afectadas. “Los bomberos, junto a una cuadrilla de la hidrológica Aguas de Mérida procedieron con una inspección exhaustiva”.

El capitán Guillén dijo que se hará desalojo de los líquidos y limpieza de la tanquilla, para habilitar el acceso de los usuarios y empleados al recinto.

Por su parte, el director del hospital, José Ángel Ferrer, mencionó que esta avería es producto de la antigüedad del centro hospitalario, “esto genera desgaste”.

Ferrer manifestó que hasta el momento no ha recibido reporte de alguna situación irregular, debido a los gases. Resaltó que todos los organismos están abocados a la corrección de la falla, a la brevedad  posible.

(OCI / Isamar Prieto)

(Fotos: Cortesía Bomberos de Mérida)