Noticias

23.mar.2017 / 06:59 pm / Comentarios desactivados

Foto 2 Alfredo Mora señaló que el principal objetivo es la recuperación de la siembra cafetalera en la entidad.

Taller formativo para caficultores

Técnicos profesionales integrales reimpulsarán producción cafetalera en Mérida

Como parte de las políticas implementadas por el Gobierno bolivariano en el área agrícola, este jueves se instaló en la Universidad Politécnica Territorial de Mérida “Kléber Ramírez” el programa de formación de técnicos profesionales integrales del café, para reimpulsar la producción de este rubro agrícola en la entidad.

El coordinador del Congreso de la Patria Capítulo Café a nivel nacional, diputado Avelino Álvarez, explicó que a través de este taller se impartirán las técnicas apropiadas de siembra para romper con el histórico índice negativo de ocho o 10 quintales por hectárea, para pasar ahora a un nuevo nivel que incluso podría alcanzar los 100 quintales por hectárea.

“Esto lo lograremos con la adquisición de nuevas técnicas, fertilizantes y manejos agronómicos de las plantaciones, y por supuesto, con el debido acompañamiento de un equipo humano altamente calificado en la materia para poner en práctica estas técnicas”.

La experiencia formativa comenzó recientemente en el estado Lara, donde un grupo de aproximadamente 900 caficultores se formó en las nuevas tendencias productivas, y ahora Mérida se convertirá en la segunda región donde se aplicará esta metodología con un curso intensivo de 18 horas, para luego pasar a las prácticas de campo en las principales zonas caficultoras de la entidad.

El presidente de la Corporación Venezolana del Café, Alfredo Mora, celebró esta iniciativa que pretende brindar a los técnicos privados e institucionales las nuevas prácticas agronómicas y lo más novedoso en el proceso de producción de este rubro.

“El principal objetivo que nos hemos propuesto es la recuperación de la siembra de café en la entidad, pero aplicando una nueva tecnología que incremente considerablemente la producción para que la siembra sea más rentable para el caficultor y para su grupo familiar”.

(Alonso Moreno/OCI).