Noticias

25.abr.2017 / 07:10 pm / Comentarios desactivados

Ramírez afirmó que el Gobierno revolucionario quiere paz y no un enfrentamiento entre ciudadanos.

Ramírez afirmó que el Gobierno revolucionario quiere paz y no un enfrentamiento entre ciudadanos.

 

El diálogo es el camino

Gobernador Alexis Ramírez llamó a la paz frente a la violencia opositora

*** El gobernador envió su solidaridad y apoyo a los familiares de los fallecidos y heridos, y pidió justicia a los organismos competentes para que den con los autores materiales e intelectuales de la acción criminal.

El gobernador del estado Bolivariano de Mérida, Alexis Ramírez, acompañado de su equipo de Gobierno, rechazó y condenó “los hechos violentos suscitados por la oposición en los municipios Libertador y Campo Elías” el pasado lunes, durante la protestas denominada “El Plantón”.

Explicó, con pruebas en mano, que desde el comienzo de esta acción grupos opositores violentaron los derechos ciudadanos en diversos puntos, en las vías públicas, desde tempranas horas del día.

Se refirió específicamente al grupo reunido en las inmediaciones del viaducto Campo Elías de la capital merideña.  “Manifestó abiertamente su deseo de tomar las instalaciones de la Gobernación del estado”, enviando un grupo armado para tales fines.

Ramírez indicó que en el Palacio de Gobierno había un grupo de trabajadores que salieron a proteger el mencionado recinto y la Revolución; que estos fueron “conducidos hasta las residencias -El Viaducto y Cardenal Quintero- donde fueron masacrados”. El hecho culminó con el asesinato de dos trabajadores de la Gobernación y tres heridos, todos con armas de fuego.

Los ciudadanos fallecidos fueron Jesús Sulbarán (herida en el cuello), y Luis Alberto Márquez (impactado por arma de fuego en la región occipital); mientras que los heridos fueron Yulezka Hernández, Daniel Escalona y Daniel Infante.

El Gobernador envió su solidaridad y apoyo a los familiares de los mismos y pidió justicia a los organismos competentes, para que den con los autores materiales e intelectuales de esta acción criminal. “Las fuerza de seguridad se encuentran haciendo las averiguaciones del caso para dar justicia ante este hecho; no permitiremos más violencia”.

Igualmente, afirmó que el Gobierno revolucionario “quiere paz y no un enfrentamiento entre ciudadanos”. El mandatario reiteró el llamado al diálogo que hiciera en días pasados el presidente Nicolás Maduro, dentro del marco democrático y constitucional.

Cada llamado de la oposición termina en caos

En torno a las investigaciones, llamó a los órganos competentes a investigar este tipo de agresiones. “Cada marcha de la oposición termina en caos y violencia; el alcalde del municipio Libertador indicó por redes sociales que los autores de esta masacre fueron paramilitares vestidos de partidos políticos de oposición”, dijo Ramírez.

Fue tajante al afirmar: “¡Basta de manipulación! Para nadie es un secreto que desde las redes sociales la oposición llama a la violencia reiteradamente y organiza grupos que son los responsables de este tipo de situaciones trágicas”.

Agregó que el Gobierno nacional apoya el derecho a la protesta como lo tipifican las leyes, pero repudia que a través de este derecho la oposición venezolana se aproveche para crear caos y violencia en la población.

Asimismo, aseveró que la tolda revolucionaria está preparada para ir a un proceso electoral como lo marca la Carta Magna y no como lo plantea la derecha que está solicitando elecciones generales.

“Estamos siguiendo un proceso de validación indicado por el organismo rector; posteriormente se realizarán las elecciones de gobernadores y alcaldes y en el 2018 el proceso presidencial; no antes; respetaremos la Constitución”.

“Ahora dicen que esto es una dictadura en todo el mundo. Ellos están quebrantado la Constitución, ya que no se pueden hacer elecciones por capricho”, acotó Ramírez.

El mandatario denunció al rector de la Universidad de los Andes, al alcalde del municipio Libertador y a la iglesia por auspiciar este tipo de conductas violentas.

Decomiso de armas

El gobernador Alexis Ramírez informó además, que en horas de la madrugada de ayer efectivos militares del Comando de Zona 22 Mérida, encontraron en un vehículo, durante una revisión, tres (03) fusiles calibre 7.62x51mm, 899 cartuchos calibre 7,62×51mm, tres (03) cargadores y una mira óptica modelo FN-2095, en el punto de control fijo Mucurubá en el municipio Rangel del estado; resultando detenidos dos ciudadanos.

Los organismos competentes están haciendo las averiguaciones pertinentes para ver si existe nexo entre este hecho y los acontecimientos violentos del denominado “Plantón”.

(OCI/ Reinaldo Burgués).

Fotos Néstor Tarazona