Opinion

30.abr.2017 / 11:59 am / Comentarios desactivados

Marchas hacia el primero de mayo se promete en Caracas y el resto del país. Unas marchas marcadas por los bandos, los grupos e intereses  que trasciende el carácter reivindicativo de los trabajadores.

Se asoma la violencia en esta marcha. Se sabe de la pugna política y ya se prevé el accionar de la violencia que posibilite y justifique un cambio de gobierno y sociedad.
En cada ocasión la dirigencia marca la fecha límite para la república bolivariana; lamentablemente en cada oportunidad queda como saldo la pwrdida de vidas humanas y grande daños materiales.
Esperamos el día que celebremos el espíritu productor, crearivo y celebremos con dignidad y orgullo por el fruto de nuestros logros y celebramos la vida y no la muerte como hoy ocurre.
Hector López