Opinion

11.may.2017 / 09:51 pm / Comentarios desactivados

3

Ya se pueden contar ocho meses desde que las barras organizadas de los equipos de fútbol venezolano se sentaron en la ciudad de Mérida entorno a una idea común; resultado de esto, la creación de la Barra Libertador de América, que reúne a las hinchadas nacionales para respaldar a la Selección Nacional (lo que se puede tener como algo inédito en el mundo); y por otro lado una hoja de ruta para ir avanzando en la no agresión y la erradicación de la violencia en las canchas del FutVen en todos sus niveles.

Salvo por la Gobernación del estado Mérida, que ha brindado todo el respaldo para dar el puntapié inicial al proyecto, la Defensoría del Pueblo, que se plantó a favor de los barras en un momento crucial y algunos dirigentes aislados, es importante resaltar que a pesar de la trascendencia y contribución, incluso a programas FIFA para la búsqueda de disminución de la violencia física y verbal en los estadios, esta iniciativa ha carecido del apoyo por parte del ente federativo nacional (FVF) y los regionales, los clubes, las instancias gubernamentales competentes y hasta los medios de comunicación.

Luego de las reuniones de Mérida en septiembre y octubre de 2017, las organizaciones barrísticas han mantenido el diálogo en el más alto nivel, respetando sus diferencias y siempre apegadas a la defensa de los colores de sus equipos y el carnaval en las gradas populares de los estadios.

El Torneo Apertura del fútbol nacional venezolano lleva 15 fechas, es decir, más de 130 partidos solo en la 1era. división, sin contar juegos por copas, torneo que le quedan escasas dos semanas para concluir su calendario y no ha visto un altercado violento entre barras, destacando la movilidad de estas hinchadas en todo el país, con la presencia de la visita en los clásicos más apasionantes y con mayor rivalidad, sin saldos negativos.

Algo sin precedente alguno y que los medios de comunicación comunes y hasta los especializados omiten, por lo que cabe la pregunta ¿cómo sería el trato mediático de ocurrir algún percance entre asistentes a los estadios? De seguro el amarillismo y la descalificación sí tienen amigos tras los teclados y delante de las cámaras.

Las barras del fútbol venezolano organizadas en torno a la Libertador de América, siguen haciendo asistencias y anotando goles cada fin de semana en pro del desarrollo del fútbol nacional, máximo reconocimiento a ellas. Ojalá el apoyo tan necesario que fortalezca el proyecto barrístico venezolano llegue en algún momento.

¡Solo unidos seremos mundialistas!

@ToroBelisario

FOTOS WILLIAM MUÑOZ