Noticias

19.may.2017 / 07:47 pm / Comentarios desactivados

IMG_20170518_170934

El profesor Omar Guerrero de la Universidad de los Andes, visitó este jueves las instalaciones del Museo de Ciencia y tecnología de Mérida para ofrecer su ponencia “Laguna de Urao: Monumento natural en mengua”. Este actividad se enmarca en el ciclo permanente de foros formativos interactivos “Todo tiene su ciencia” que se realiza cada semana en esta institución.

Guerrero quien es geólogo y geógrafo ha venido desarrollando una investigación junto a su equipo de trabajo, sobre la involución acelerada de la emblemática laguna de Urao, comprobando y evidenciando que la vida de este patrimonio natural está a punto de llegar a su fín. “En los últimos años la profundidad máxima de la laguna que llegó a ser hasta de 12,50m ha descendido hasta la alarmante cifra de 1,40m” afirmó el experto.

De esta misma manera en su exposición Guerrero explicó las causas de tan acelerado proceso de desaparición entre las cuales se encuentran la contaminación por aguas negras, el urbanismo descontrolado, el vertido de materiales de construcción e incluso la instalación de mangueras y tuberías mediante las cuales se extrae agua de la laguna para uso domestico y agrícola en la zona. “Si sumamos el negativo impacto de estas causas artificiales a las condiciones climáticas regulares de la zona, entre las que destacan su bajo nivel de precipitación, podemos concluir que en pocos años la Laguna de Urao habrá desaparecido por completo.”

También Guerrero dió a conocer que en el fondo de la Laguna de Urao se encuentra un tipo de mineral único en el mundo. La llamada “Gaylussita”  un carbonato sodio-cálcico-pentahidratado, puede ser utilizado en diversas aplicaciones farmacéuticas y cosméticas. Sin embargo hoy está amenazado a desaparecer debido a los cambios químicos que ha sufrido la laguna de por efectos de la contaminación.

“Este lamentable proceso de deterioro aún es reversible” – afirmó Guerrero. De esta forma invita a todas las fuerzas vivas del estado y la comunidad organizada a sumarse a la campaña de rescate de un monumento natural único en el mundo que además le da el gentilicio al pueblo de Lagunillas.

Divulgación/@MucytMérida