Noticias

5.jun.2017 / 06:53 pm / Comentarios desactivados

 

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Afectaciones en la captación y distribución

Aguas de Mérida trabaja para brindar el vital líquido  a la población

***Cisternas de la empresa  no han podido contribuir con la distribución por amenazas de manifestantes y guarimberos

 A causa de las fuertes lluvias  caídas en el estado Mérida desde el pasado 25 de mayo, que trajeron consigo  sedimentos a consecuencia del evento natural climático, la  estatal Aguas de Mérida C.A., se esfuerza por trabajar en pro y beneficio de los merideños.

En rueda de prensa, el presidente de la empresa hidrológica, Omar Gutiérrez, manifestó que producto del fenómeno climático, ha conllevado  afectaciones a la  distribución del servicio y no a un comportamiento político como lo han querido hacer ver las redes sociales.

“Hay comportamientos de estas microcuecas con  arrastre de sedimentación jamás visto en el área, de arenas y arcillas, que una vez que llegan al río Mucujún hacen un efecto licuadora y compromete el tema de potabilización”.

Los camiones cisterna no han podido contribuir con la distribución por amenazas hacia el personal técnico y obrero en quemar los equipos por parte de manifestantes y guarimberos, y por medidas de seguridad tomaron la decisión de no exponerse a estos hechos delictivos.

Gutiérrez denunció   el hurto de alcantarillados y bocas de visita, debido al material con el que están  fabricados,  con el fin de venderlos en Colombia.

Refutó al alcalde de la capital merideña, Carlos García, que en declaraciones anteriores dijo que Aguas de Mérida no tiene la capacidad de distribución,  tergiversando la información sobre lo  que verdaderamente está sucediendo;   además, lo invitó a que asuma la responsabilidad de cumplir con los servicios públicos para el bien de la población.

El presidente de la Hidrológica señaló que la planta de potabilización  tiene una capacidad de mil 200 litros por segundo, pero en las actuales condiciones de sedimentos, baja a 500, por ende, es que a distintos sectores de Mérida no les llega el agua potable, ya que los almacenamientos no cuentan con la cantidad suficiente.

Asimismo, negó que la distribución del líquido está siendo afectada producto de la ausencia de sustancias químicas que utilizan para el tratamiento y  potabilización del agua, como lo han divulgado las redes sociales.

El funcionario instó a la comunidad a estar atenta al plan de racionamiento, el que normalmente se realizará a partir de las 9 de  la noche hasta las 5 de la mañana, con la finalidad de recuperar las zonas de presión principal.

(OCI/Gilson Rojas)

Fotos: William Muñoz