Opinion

17.jun.2017 / 04:38 pm / Comentarios desactivados

Los factores terroristas e intervencionistas de la oposición venezolana y los grupos económicos del continente, unidos al consorcio petrolero y de la prensa ya decidieron la suerte y el rol de nuestra amada patria; pero… Pero el pueblo venezolano a logrado torcer los propósitos de los mega consorcio.

Y en ese panorama, nuestra oposición no es más que una mandadera. Una muy pobre y poca efectiva muchedumbre sin escrúpulo, moral, dignidad que pretende entregarlo todo a cambio de un puesto de sub gerente de las compañías que piensan volver al país.

Pero para justificar el cambio del orden constitucional y social necesitan generar un quebrantamiento del estado, de la institucionalidad, de la nación toda. Lo han intentado en lo económico, en lo social y ahora lo pretenden hacer con un baño de sangre; a costa de actos terroristas, vandálicos y de la siembra del terror. Por eso las muertes, los asesinatos ak mansalva, los crímenes raciales que cometen; por eso tanto miedo a la constituyente y cualquier iniciativa de diálogo o electoral.

Sin argumentos, sin razones, sin cumplir con ninguna ley (están en desobediencia “civil” y “pacífica”), no les queda más que la vía violenta, terrorista; llenar de muerte al país; y completan ese cuadro dantesco con la imagen de un estado fuera de orden y sin control. Es en ese marco ed que la muy indigna fiscal pretendió justificar o motivar una invasión a la patria; pero el pueblo venezolano le a torcido el cuello a ese gallo muerto del intervencionismo.
Hector Lopez