Opinion

2.jul.2017 / 03:57 pm / Comentarios desactivados

Hace pocos días nuevamente sale la Fiscal General  Luisa Ortega Díaz, hablándole al país, ésta vez un poco más ofuscada que en los discursos anteriores, posando para la misma camarada, haciendo lecturas que a nadie deslumbra y de manera atontada citando histriónicamente al Comandante Chávez para  llegar al sector revolucionario e intentar confundir.

Todo este entramado político que vive el país trajo consigo que la Fiscal General asumiera el liderazgo que la MUD perdiera hace muchos años, todos los fulanos líderes de la oposición venezolana ahora esgrimen felicitaciones y reconocimiento a Luisa Ortega, la aman, la quieren más que a la propia Constitución, todos escriben en sus redes sociales sobre la majestuosidad de su discurso, todos opinaban sobre la sonrisa cínica con la que lee cada documento y algunos como Leonardo Padrón hasta escriben telenovelas sobre el beso lanzado a su esposo.

Hay quienes le toman fotografías a la Fiscal para las principales portadas de las revistas de modas, pues al parecer, ahora Luisa ortega es bien vestida, le queda bien el tinte de cabello e impone modas en las principales pasarelas del país, es decir, tiene estilo, tiene clase, tiene glamour para parecerse a la burguesía que un día la denigro e  incluso llegó a publicar en el semanario 6TO PODER, a la Luisa Ortega Chavista vestida  de cabaret, por cierto, debo recordar que en aquel momento, la Fiscalía acuso del delito de “Instigación al Odio” al Presidente y Directora del semanario, pues en aquellos años, procedía el delito de “instigación al odio”, meses más tarde, linchar, quemar, asediar y asesinar a venezolanos por el solo hecho de ser Chavistas ya no es un delito.

En estas horas aciagas la derecha se replanteo el escenario presidencial, ya no quieren internas, pues han encontrado la candidata perfecta, una mujer a la que la Televisión le ha dado la oportunidad de lanzar sus discursos y hacerlo en vivo por medios de comunicación para crear escenarios de zozobra, escenarios, que pide a gritos la oposición para seguir generando violencia y desestabilización a la democracia venezolana. La ahora Candidata Presidencial, hecha a imagen y semejanza de la traición, intenta purificar el alma y la conciencia citando a Chávez, pues sabe que el pueblo y la historia no le perdonaran tanto cinismo y traición a la Patria.

Una candidata presidencial que es amparada por la derecha venezolana, una candidata presidencial cómplice de la atrocidad que hemos vivido durante estos años, una candidata presidencial aturdida  de sus propios pronunciamientos, una candidata presidencial que no sabe, si acusar al enemigo o parecerse a él, pues atribuye a la Revolución y al Presidente Nicolás Maduro de romper el hilo constitucional pero quiere engendrar a Chávez para subir en las encuestas.

Ahora el pueblo venezolano entiende ¿Por qué la Fiscalía que ella preside, fue atacada en las guarimbas del año 2014 por el grupo terrorista de Voluntad Popular? y Gaby Arellano termino siendo diputada y no por falta de pruebas para imputarla, sino por complicidad.

Podemos decir con certeza y el pueblo lo sabe, no se ha roto el hilo constitucional, lo único que se rompió fue el disfraz de la Fiscal General Luisa Ortega, de sus cómplices y de las fiscalías del país que siempre han estado a merced de la oposición venezolana, porque la ambigüedad, la falta de ética para casos visiblemente imputables en tiempos de guarimba es producto de la posición política de quienes hoy dirigen el Ministerio Público  en este país.

Ante la vergüenza  que produce decir, no hay fiscalía por lo tanto, no hay justicia,porque Luisa Ortega anda de Candidata Presidencial y los fiscales de plantón, nosotros decimos con Alí “El pueblo es sabio y valiente” y el 30 de Julio vencerá la Patria y la PAZ y vencerá Chávez desde lo auténtico y lo único leal que ha tenido la Revolución, que es y será el pueblo.

 

Maria Alejandra Castillo.