Opinion

4.jul.2017 / 04:52 pm / Comentarios desactivados

Serán los siquiatras los que podrán explicar de manera científica la aberrante y desquiciada conducta de la mayoría de los dirigentes de la mal llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD).Locura total.  Algunos hablan de disociación sicótica. Otros de perturbación mental a consecuencia de estupefacientes como el Captagón, importado de otros países para desquiciar a los tarifados jóvenes.

Quieren imponer un odio y violencia a como dé lugar, sin importar  que la inmensa mayoría del pueblo rechaza esas “andanzas y elucubraciones” para imponer su terrorismo a toda la sociedad. Eso de lograr el éxtasis al quemar una persona, cerrar una vía publica todo el día, destruir comercios, escuelas, instrucciones del gobierno, decenas de ataques a centros de acopios alimentarios de la Red Mercal, corte y robo de cableado de servicios de internet, ataques al servicio de transporte público, amenazas de muerte a camaradas por las redes sociales y hasta atacar instalaciones militares, constituyen una locura mas descomunal, jamás visto en nuestro país y en buena parte del mundo. Todos sabemos que ellos cumplen un manual (golpe suave), pero han caído en la charca y el despeñadero mental.

Eso  de llamar a un “trancazo “permaneciendo  varias horas impidiéndole el paso a peatones y vehículos con la consiguiente mentadera de madre a estos” hijos de p…..” es un acto de esquizofrenia y de demencia desmedida, digna de estudio en el campo de las Ciencias Sociales. Luego de hacer sufrir al pueblo dan un parte de guerra autofelicitandose por el éxito de la jornada contra el regimennnnn”.

¡Vaya que heroísmo! Medalla Olímpica. Sigan así comediantes de la muerte. Gafos de cafetín.  Lo peor es cada día que pasa aumenta el nivel de frustración porque estos sifrinos dirigentes se siguen creyendo el cuento chino que de esa manera van a tumbar al Presidente Maduro. Han hipnotizados a un grupo de muchachos que no vivieron la terrible represión de la IV República y los lanzan todos los días a la hoguera y al suicidio mientras Ramos Allud, María Corina, Antonio Ledesma, Julio Borges, Freddy Guevara y demás dirigentes sacaron a sus hijos del país y están gozando de lo lindo en el norte y   Europa.

Algunos hablan que a estos muchachos  los arropo el “espíritu maligno”, ya que solo hablan de quemar, acuchillar, asediar, violentar, asesinar, donde se demuestra que tienen pulverizada la psique y cayeron en el propio fascismo. Esta gente perdió todo sentido de cordura, ética, humanidad y moralidad. Están deshumanizados por completo, por la carga de odio que le inyectaron estos dirigentes a través de las redes sociales. Viven otro mundo. Pregonan la cultura de la muerte, y de la irresponsabilidad, ya que atentan contra sus propios familiares  y vecinos.

Nada se salva de eso acosos despiadados de estos violentos y criminales que han sido bendecidos por los dirigentes de la desgastada MUD y por algunos curas con la sotana del diablo, pupilos de aquellos que participaron en golpe de 2002.

Los crímenes de odio en la cual han caído es consecuencia de este trabajo que les hicieron para apartarlo de la verdadera política y convertirlo en monstruos que más temprano que tarde irán contra ellos mismos (dirigentes de la MUD) recordemos el viejo refrán: “cría cuervos y te sacaran los ojos”. Así de sencillo.

Ahora vamos por la Constituyente para frenar a los violentos y hacer  justicia por la paz, esa paz que anhelamos todos los venezolanos, incluso me atrevo a decir, que muchos opositores moderados, la desean.

 ¡Hasta la victoria siempre!

Vladimir Pineda Ramírez

Equipo político del PSUV-Libertador-Mérida

Mérida, 04 de julio de 2017.

¡La Constituyente si va!