Opinion

15.jul.2017 / 06:53 pm / Comentarios desactivados

La Universidad de Los Andes fue un centro de investigación, estudio, discusión y diálogo. Desde allí se irradiaba al país con ideas y proyectos. Fue la universidad pionera en la Cátedra de la Paz.
Imagino que se hubiese dados coloquios, seminarios y hasta talleres sobre la constituyente en las distintas facultades. Y allí hubiésemos tenidos distintos enfoques y puntos de vistas. Opiniones contrapuestas pero bien argumentadas.
Hoy, la universidad de la mud, la universidad partido político, la universidad de plantón y consejos universitarios virtuales que se maneja por encuestas es incapaz de reconocer  la realidad contemporánea y de aportar soluciones.
Nuestra universidad se quedó en un modelo monacal, en el claustro y en total desacato  …
Y justo en este instante recuerdo el dicho de mi paisano, Talante Garrido: “la que era ilustre Universidad de Los Andes”