Opinion

18.jul.2017 / 07:02 pm / Comentarios desactivados

La oposición venezolana aun no despierta del trauma que significó el proceso electoral interno.
Ya no sabe que fórmula aplicar ni qué acciones tomar.
Se debate entre las acciones terroristas y el paro general; pero la verdad es que con el bloqueo económico que sufre el país, hoy todos piensan y se preocupan es de producir. Tenemos la urgente necesidad de generar una infraestructura que garantice los bienes y servicios, reactivar la vida comercial normal y darle un golpe a la especulación.
Es urgente levantar las cosechas y cubrir nuestras demandas alimenticias porque cada día se incrementa el cerco comercial que impide la entrada al país de medicinas y alimentos.
Definitivamente esto es una guerra no convencional. Con un altísimo saldo de muertos y daños en todos los órdenes. Sólo ha faltado la declaración de la misma, pero el pueblo venezolano ha dado muestras de querer vivir y sostenerse en paz. De crecer, producir y resolver sus contradicciones internas por la vía formal del diálogo, vía política y dentro del marco legal.