Noticias

9.ago.2017 / 06:22 pm / Comentarios desactivados

Foto 4

*** La Fundación Lactamor recibió acompañamiento moral y presencial de la DRNS – M, con personal que participó bajo instrucciones de la primera combatiente de Mérida, Griceyd Burguera de Ramírez,  quién también asistió al evento efectuado dentro de la Semana Mundial de la Lactancia Materna

La Dirección Regional El Niño Simón – Mérida (DRNS – M) participó en La Gran Tetada de Amor, experiencia que transcurrió en el Parque Glorias Patrias, conjunto de plazas emblemáticas de Mérida.

La Gran Tetada de Amor, se hizo de manera coordinada en la entidad federal entre el Instituto Nacional de Nutrición (INN) y la Fundación Lactamor, grupo de apoyo a mujeres que amamantan a sus hijos. Se logró como parte de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, estrategia promovida anualmente, desde el 1 hasta el 7 de agosto.

Al asistir al evento que incluyó momentos para amamantar y la realización de actividades didácticas y lúdicas con recreadores y de recreadoras, la Dirección Regional El Niño Simón – Mérida proporcionó orientaciones a las mamás, a través de la primera combatiente de Mérida, Griceyd Burguera de Ramírez. Además, se incorporó en ésta oportunidad, personal de la mencionada organización pública.

“Venimos a acompañar a las madres que han hecho presencia con sus bebés haciendo esta Gran Tetada que se desarrolló a nivel mundial, apoyando a todas estas madres, dándoles consejos a nivel personal porque yo fui madre lactante y desde mi experiencia personal les comentaba la importancia que es tener un grupo de apoyo para poder cumplir con ese bonito deber como madres que tenemos todas para esa alimentación sana y soberana de todos nuestros chiquiticos”, expuso Burguera de Ramírez.

En cuanto a la lactancia materna, además destacó: “desde los cero meses, desde que el bebé nace, esa primera vacuna que reciben nuestros hijos es un acto de amor hacia nuestros bebés, es una alimentación sana, balanceada, la mejor alimentación, la más segura, la más nutritiva”, criterio que resalta con la intención de ayudar.

Ser madre de repente –prosiguió- no es fácil por todo lo que se lleva en este mundo globalizado, nosotras tenemos muchas influencias desde países foráneos, desde países extranjeros, donde las fórmulas prevalecen y en los que no se da esa importancia a la lactancia.

Efectos recientes

Burguera de Ramírez, quien ha planteado con honestidad que no recibió apoyo en cuanto a la lactancia materna cuando niña, considera significativo cada instante de acercamiento entre madres e hijos. De allí que además de participar en La Gran Tetada de Amor, distingue avances en que la lactancia materna se incentive en nuestro país desde que se dispone de contenido jurídico como los artículos 343 y 345 de la Ley del Trabajo, los trabajadores y las trabajadoras. la Ley de Promoción, Protección y Apoyo a la Lactancia Materna. “Cada jefe en el sitio de trabajo debe dar ese derecho a la madre de tres horas diarias durante esa jornada laboral para que vaya y asista a su hijo en el maternal donde se encuentra. Y de igual manera en distintos maternales deben tener un espacio dado para que la madre se sienta cómoda y poder darle ese apoyo en el Estado es maravilloso”, argumentó.

Dijo a continuación que gracias al Gobierno revolucionario, al comandante Hugo Chávez Frías y a éste equipo de fundaciones, se ha visto la importancia de la lactancia materna. “Debe darse lactancia exclusiva hasta los seis meses porque cuando se hace así, ni siquiera es necesario darle agua a los bebés, simplemente la madre debe alimentarse muy sanamente y cumplir con esa experiencia”, puntualizó.

Finalmente, mencionó que “solamente un visionario como nuestro presidente Hugo Chávez Frías tuvo este aporte siempre pensando en la mujer porque él fue un presidente feminista, agradecemos a nuestro comandante todo ese apoyo y gracias a él tenemos todas estas reivindicaciones.”

La Semana Mundial de la Lactancia Materna es promovida por la Alianza Mundial por la Lactancia Materna (WABA); Organización No Gubernamental (ONG) elegible para carácter consultivo según estatus concedido por el Consejo Económico y Social de Organización de las Naciones Unidas (Econoc), por recomendación del Comité de ONGs de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

La lactancia materna, como práctica, ha sido estigmatizada en lugares en los que se ha desestimado el hecho de dar alimento sin teteros a bebés. No obstante, a través de la lactancia materna se hace más notorio que si bien los biberones son productos que se han considerado necesarios, no son tan importantes como dar atención y afecto a los niños, sin tener que depender de productos que han sido cobrados a costos muy onerosos incluso a quienes carecen de recursos económicos.

Carla Silvana Cárdenas / DRNS – M