Noticias

30.ago.2017 / 07:16 pm / Comentarios desactivados

Foto 1 El Ministerio Público en Mérida cuenta con 19 nuevos fiscales para continuar velando por los derechos de los ciudadanos.

***Con el ingreso de este grupo de fiscales comenzará una nueva etapa en la administración de justicia en la entidad, para garantizar los derechos de todos los ciudadanos

Este lunes, la Fiscalía del Ministerio Público del estado Bolivariano de Mérida procedió a la juramentación de 19 fiscales auxiliares y provisorios, quienes asumirán su compromiso luego de que el Gobierno Bolivariano lograra superar una coyuntura histórica durante la cual la paz y tranquilidad de la nación se vieron comprometidas.

El fiscal superior del estado Bolivariano de Mérida, José Rafael Bastos,  explicó que los abogados que hoy (ayer) asumen estos cargos deberán estar al servicio de la patria, las leyes y la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

“En Venezuela no pueden existir hechos de impunidad, porque aquí hay un pueblo que reclama justicia, y precisamente a esto hemos venido, a cumplir con nuestro pueblo que pide que los culpables de las muertes y de la violencia sean sancionados por haber cometido estos hechos”.

Bastos aclaró que en esta nueva etapa se está avanzando hacia un Ministerio Público de paz, por la conquista de los derechos humanos de toda la colectividad, y en este sentido, informó que actualmente se están revisando todas las causas y actuaciones para decidir cuales cargos serán removidos, permitiendo así el ingreso de nuevos fiscales al Ministerio.

“En el estado Mérida existen 23 fiscalías y en todas ellas se están haciendo revisiones para determinar si realmente se amerita la remoción y el ingreso de nuevos fiscales, como ha sucedido el día de hoy (ayer) con estos abogados que se incorporarán a la Fiscalía 23 del páramo, así como a la de Ambiente y la Fiscalía Municipal”.

El representante del Ministerio Público en la entidad aseguró que la Fiscalía no permitirá ningún tipo de impunidad, y enfatizó que la mayor recompensa será la reivindicación de que se ha salvado a la institución, colocándola en el mejor lugar de la historia a favor de la justicia, los más vulnerables y los derechos humanos.

 (Alonso Moreno/OCI).

(Fotos: Joel Pernía).