Noticias

14.sep.2017 / 05:05 pm / Comentarios desactivados

2  controlaria sanitaria

La Contraloría Sanitaria del estado Mérida, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Salud, advirtió a los vendedores ambulantes de alimentos que deben tener la permisología exigida por las autoridades sanitarias para el expendio de estos productos, exhortación que hizo en vista de la abrupta y desmedida proliferación de estos mercaderes en el estado Mérida.

La amonestación la hizo la directora de este organismo, Alba Riera, al percatarse de que la ciudad está literalmente abarrotada de buhoneros que expenden toda suerte de productos como café, chocolate, pasteles, paledonias, empanadas, churros y suspiros. Además, se ha advertido una inusual modalidad de ofertar artículos de primera necesidad a pequeña escala y envueltos en conos de bolsas plásticas, mejor conocidos como “tetas”, en las cuales vierten arroz, café, azúcar, y hasta aceite comestible, lo que, a todas luces, denota una praxis totalmente improvisada e ilegal.

Contraloria Sanitaria Directora Alba Riera

Contraloria Sanitaria Directora Alba Riera

En tal sentido, la funcionaria enfatizó: “Absolutamente todos los vendedores ambulantes deben asistir a la asesoría que en esta materia brindamos en el Departamento de Higiene de los Alimentos del ambulatorio El Llano”, recordando, a su vez, que este es un trámite sencillo, pero obligatorio. Agregó que últimamente, como consecuencia del aumento indiscriminado de estas ventas: “Los vendedores no han efectuado el debido control sanitario y, por eso, han proliferado los trastornos gastrointestinales y otros síntomas como náuseas y problemas en la piel, que es nuestro deber controlar”.

Por eso Contraloría Sanitaria anunció que estará presente en los operativos que llevan a cabo los organismos competentes para que la ciudadanía sepa cuáles son los riesgos y las consecuencias de no tener controlados de manera sanitaria todos los productos que son para el uso y el consumo humano, manifestó Alba Riera.

Entre las sanciones que pueden imponerse a estas personas que venden alimentos sin la permisología correspondiente, y que atenta contra la salud de los consumidores, está el decomiso del producto y la imposición de una multa en unidades tributarias, de acuerdo al decomiso realizado.

#EnMéridaGanaJehysonGuzmán /Prensa Gabinete de Seguridad y Paz /Mérida-Venezuela