Opinion

8.feb.2015 / 08:44 pm / Comentarios desactivados

Por: Wladimir Pineda Ramírez

Ante los escenarios actuales de profundización de la crisis global del capitalismo nosotros el pueblo debemos reflexionar de manera obligada sobre nuestro papel histórico, pues nos estamos jugando en estos primeros días del año 2015 el futuro de una sociedad socialista, es decir la tarea fundamental de estos días es lograr convencernos de que la construcción de nuevas relaciones sociales son posibles en el seno de nuestro pueblo.

Lo que vemos en las calles de Venezuela con motivo de la guerra económica es la pérdida de la solidaridad y la agudización de un ambiente egoísta producto de una competencia generada por la guerra declarada por la burguesía parasitaria a nuestro pueblo. Recordemos que el sistema político liberal burgués copió la forma como se mueven los productos en el mercado a través de una competencia malsana en nuestra sociedad, nos han puesto a competir por alimentos y productos de primera necesidad en una selva donde cada día los mismos están más limitados.

Ya no es solamente creer que existen una serie de bienes materiales que nos van a satisfacer necesidades creadas por el aparato ideológico imperial como herramienta de reproducción del capitalismo, si no que entramos en un peligroso sistema de supervivencia donde vivirá el que se mantenga al margen de la dinámica capitalista de ganar dinero aprovechándose del acaparamiento, el bachaqueo, la especulación, la trampa y la corrupción, todo aquel que siga por este camino tarde o temprano pagará las consecuencias, pues el pueblo organizado deberá asumir la responsabilidad de ser gobierno comunal para normar la vida en la sociedad.

Son muchas las historias que escuchamos de desesperación ante la falta de algún producto, otras muchas son las historias de acaparamiento y especulación en los sectores populares en donde el afectado y el “beneficiado” viven en el mismo barrio, en la misma calle. Muchos son también los momentos donde funcionarios de instituciones que deben cumplir el mandato de la constitución entran en esta vorágine de explotación y aprovechamiento del momento de crisis para también llevarse su tajada.

Estas reflexiones duras en el campo ético y moral, debemos hacerla todas y todos, cada uno de las y lo que nos sentimos responsables de lo que sucede y que asumimos como propio el legado histórico del comandante Chávez en la lucha revolucionaria. Estamos llegando al llegadero, pero que nadie se equivoque, no es culpa de Chávez, no es culpa de Maduro, tenemos que darnos cuenta que estamos reproduciendo un sistema que nos divide, nos excluye y no es otro que el sistema capitalista que ya se encuentra en terapia intensiva y nos quiere llevar a la tumba con él.

Su camarada y amigo

Wladimir Pineda Ramírez

Coord. De ideología del equipo político del PSUV/Municipal del Libertador.

Mérida, 08 de Febrero de 2015

 

Capitalismo o Socialismo.

“Vencemos la guerra económica o morimos en el intento”

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

“Unidad, Lucha, Batalla y Victoria”