Noticias

10.jun.2015 / 02:33 pm / Comentarios desactivados

FARMACIA

Guerra Económica Al Descubierto

Los Medicamentos 1ra. Parte

La guerra económica es expresión absoluta de chantaje económico, de extorsión política, y como en todo acto brutal de guerra, se pierden vidas, en este caso todos y cada uno de los venezolanos y venezolanas estamos siendo víctimas de estos ataques, propiciados por pequeños grupos de personas con alto poder económico.

Es por ello que estamos en la obligación de resguardar nuestras vidas, en tal sentido exponemos ante ustedes la realidad de uno de los frentes de batalla con el cual este pequeño sector ha venido atacando al pueblo venezolano en general, los medicamentos.

Hace pocos días, un lote de 14 millones de medicamentos vencidos fueron encontrados por la Superintendencia de Precios Justos (SUNDDE) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en galpones de la Droguería SM Pharma, ubicados en el barrio Bolívar de Maracaibo, en el estado Zulia. En el lugar había medicinas de alta rotación para diabetes, hipertensión, vitamina B12 y antibióticos, entre otros, así como materia prima para la elaboración de remedios en grandes cantidades.

Pese a la intoxicación y al ocultamiento mediático, todavía está fresco en nuestra memoria el recuerdo de galpones repletos con millones de medicamentos en el estado Aragua en octubre de 2014, como expresión concreta del asesinato sistemático de la población venezolana a manos de cadenas capitalistas de distribución de medicamentos. No podemos explicarlo de otra manera: quieren matar a la población para que le entreguemos el gobierno a la burguesía.

¿Qué buscan?

Dan a entender que en Venezuela los medicamentos se pierden en galpones, no hacen falta distribuirlos, pues la gente no los necesita. La gente no se enferma. No hay pacientes diabéticos o hipertensos en Venezuela. La mediática opositora es criminal, es cómplice de la guerra y del daño directo contra la población.

Pero, entre la maraña argumentativa, no se deja ver la cruda realidad detrás de este crimen, expresión de la violación de los Derechos Humanos en Venezuela por parte de las corporaciones metidas de cabeza en la guerra económica.

¿POR QUÉ PASA ESTO?

Primeramente, nuestro sistema de distribución de medicamentos está en manos de algunos laboratorios y distribuidoras de medicamentos venezolanas, que aunque posean los derechos de franquicia de otras marcas extranjeras y laboratorios, son parte del capital privado venezolano, asociado a la burguesía detrás de la guerra.

En segundo lugar, la importación de medicinas y de materias primas para la elaboración de medicinas en nuestro país está cartelizada por estos laboratorios y redes de distribución. Todo este negocio depende de los dólares de la renta petrolera asignada por el Estado. Dicho de otra forma, la renta social y las divisas van a dar a un negocio privatizado, sujeto a los intereses de los privados, quienes juegan con nuestro derecho a la vida.

En tercer lugar, el Estado asigna divisas a estas empresas, ellas importan medicinas o las elaboran, para luego distribuirlas a las redes públicas o privadas; estas últimas, las que más alcance tienen en el sistema de abastecimiento nacional por medio de las diversas cadenas de farmacias, muchas de ellas extensiones directas de los laboratorios e importadoras.

¿Dónde está el negocio?

El negocio consiste, por ejemplo, en que una distribuidora solicita al Cencoex dólares a Bs 6,30 para importar medicamentos o materias primas.

Hacen solicitudes abultadas al Cencoex requiriendo, por ejemplo, 300 millones de dólares para dichas importaciones, que casi siempre se efectúan supuestamente bajo la planificación de abastecimiento para un año.

Dichas empresas venezolanas (privadas), importan sólo el monto de, digamos, 150 millones de dólares, para cumplir con una cuota mínima de importación y mantener un mínimo de abastecimiento.

Luego emplean, digamos, los 150 millones de dólares que no usaron para importar, para colocarlos en el mercado paralelo, multiplicando las ganancias de un dólar adquirido a Bs 6,30 y así revenderlo al precio fijado por los apátridas de Dólar Today.

Mientras todo esto ocurre vemos a los supuestos líderes de la oposición diciendo por todos medios posibles que “el Gobierno Nacional, está violando los derechos humanos del pueblo venezolano”. Y entonces surge la interrogante: ¿Será que la oposición está de acuerdo con todo esto de la Guerra Económica?.

CONTINUARÁ…

Edward Pulgar Emonet