Noticias

4.jul.2016 / 05:56 pm / Comentarios desactivados

FOTO 1. La Agricultura Urbana se fortalece a paso de vencedores

Mérida, 04 Jul. AVN.- El trabajo de organización social como palanca de la soberanía agroalimentaria arroja como saldo positivo del primer semestre de año la conformación del primer Comité para Resguardo de Semilla del estado Mérida, en la región andina venezolana.

Liccia Romero, presidenta de la Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología, capítulo Mérida, resaltó que el tejido social y cultural necesario para preservar la semilla es la base de la soberanía agroalimentaria.

“Para recuperar la soberanía es necesario visibilizar esos espacios donde hubo procesos de conservación, mantenimiento e incluso diversificación de la semilla local”, destacó Romero este lunes, en declaraciones para la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

La regente de Fundacite considera la creación del comité, en el reciente mes de junio, como un fruto de la nueva Ley de Semillas, que fomenta el reconocimiento y especialización de los productores de semilla en Venezuela.

Al respecto, refirió que estos comités de resguardo son organizaciones reconocidas legalmente, insertas y conectadas al poder popular. ”Esos comités locales de resguardo son la base, para que desde el poder popular, se adquiera consciencia y se opere en función de tomar el control social de la semilla”, enfatizó Romero, quien indicó que el país está en una etapa rescate y relanzamiento de sus semillas.

La Asociación de Productores Integrales del Páramo (Proinpa), la Cooperativa Mubay, los Productores Semilleristas del Proyecto Base Gavidia, el Colectivo “Mano a mano”, la Cooperativa Integral Mistajá, la Comuna Ché Guevara 2021, la Empresa de Propiedad Social Cacao Tucaní, la Cooperativa Colimir, la organización Venezuela Libre de Transgénicos y el grupo Agroecológica del Táchira, entre otros colectivos, integran el Comité para Resguardo de la Semilla.

Por parte del Estado, participan el Ministerio para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, la Universidad Politécnica Territorial Kléber Ramírez y la Corporación de Desarrollo Científico y Tecnológico (Codecyt), entre otras instancias.