Noticias

4.jul.2016 / 05:00 pm / Comentarios desactivados

Gober1

Durante disturbios hubo presencia policial

Gobernador llamó a un diálogo abierto para que cese la violencia

*** El mandatario regional sostuvo que las investigaciones en el caso de los seminaristas están adelantadas y los culpables deberán pagar con cárcel

El gobernador Alexis Ramírez, repudió los hechos registrados en la avenida Don Tulio Febres Cordero el pasado viernes, donde tres jóvenes seminaristas y un adolescente fueron golpeados por un grupo de violentos que cerraron esta vía, y una unidad de Bus-Mérida fue atacada en el sector la Liria.

El mandatario regional expresó, que este suceso, que no puede volverse a repetir,  va en contra de la dignidad humana, al tiempo que informó que el Ministerio Público (MP), junto al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y el Instituto Autónomo Policía del estado Mérida (Iapem) mantienen abierta la investigación para dar con la identidad de los responsables, que a su juicio: “Deben ir a la cárcel, vengan de donde vengan”.

Gober2

Ramírez hizo un llamado público al arzobispo de Mérida, monseñor Baltazar Porras, al alcalde de Libertador, Carlos García, al rector de la Universidad de Los Andes (ULA), Mario Bonucci y a todos los movimientos sociales, para unir esfuerzos en una mesa de diálogo, por la paz y el cese de la violencia en Mérida.

Es lamentable, acotó, que este hecho sucediera precisamente cuando la esposa del líder opositor Leopoldo López, Lilian Tintori, viniera a Mérida generando tensión en la ciudad, tal como sucedió un día antes en Tucupita. Junto a su equipo, violó las instrucciones en el peaje de El Vigía, a pesar de que se le informó que el paso estaba restringido por mantenimiento en la vía.

Por otra parte, el gobernador tildó de irresponsable al periodista Euro Lobo, jefe de prensa de la alcaldía de Libertador, por señalar en las redes sociales al dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Juan Carlos Uzcátegui, como responsable de lo ocurrido a los seminaristas. Uzcátegui acudió al Cicpc y se puso a derecho para demostrar su inocencia.

Ramírez aseguró, que hubo presencia policial durante los disturbios y gracias a que los efectivos intervinieron a tiempo, se evitó que saquearan varios establecimientos comerciales./Prensa Gabinete de Seguridad y Paz