Opinion

15.sep.2016 / 12:03 pm / Comentarios desactivados

sudor

El pan símbolo del alimento universal de acuerdo al legado de la extendida cultural occidental en nuestros país su consumo es casi una obsesión a pesar de que aquí no existen las condiciones ambientales para su producción, excepto en los andes donde aun se cultiva en siembras para el consumo de la familia, Mérida en tiempos coloniales refiere Alberto Adriani fue un importante cultivador de trigo, y de acuerdo a relato de don Enalio Contreras (+) la familia Miliani llego a confeccionar el espaguetis en Ejido.

Acusan a la siembra intensiva de trigo en el páramo de Mucuchies de ser responsable de la gran erosión y destrucción de los suelos que están en las pendientes de esa región.

Los burgueses en su afán de derrocar al gobierno revolucionario ven en pan un elemento de guerra que les puede servir en un doble propósito: primero, crear el desespero y la angustia en los consumidores por la falta del producto de consumo diario y  acompañante de la comida sobre todo en las grandes ciudades, y segundo con el robo descarado en su venta tienen una fuente mas de enriquecimiento ilícito.

La harina de trigo jamás llego a faltar en todo este tiempo que lleva la guerra económica, sino como se explica la enorme venta de la comida chatarra como la hamburguesa que se genera en todo el país sobre todo de noche, y la masiva venta de confiterías, tortas y demás derivados del trigo.

La burguesía parásita no produce un grano de trigo pero si recibe los dólares subsidiados para su importación y por falta de aplicación de la ley ante grave falta especulativa al consumidor  han acentuado su descarado abuso, llegando a vender un pan francés insuflado hasta en 150 bolívares.

Ahora dispuesto el gobierno nacional a combatir este desmán, las condiciones objetivas están claritas para iniciar una interesante lucha contra la burguesía y hacerla retroceder en su plantada guerra económica.

El gobierno estableció el precio justos del pan “el pan canilla tiene un precio de 100 bs y el campesino de 180 bs. El peso de la canilla no puede ser menor de 130 gramos y el campesino debe ser de 250 gramos. El precio del pan francés es de 50 bs bolívares por unidad y su peso no puede estar por debajo de los 50 gramos”.

El balón está en el terreno del poder popular para iniciar la ofensiva contra la criminal acción de los burgueses que nos atracan día a día y nosotros parecemos unos hipnotizados que mientras nos meten las manos en los bolsillos para robarnos la plata no reaccionamos, la lucha por el precio justo del pan puede ocasionar un efecto domino sobre los demás productos y mercancías para su baja.

Iniciemos acciones a las puertas de las panaderías pancartas y decretos y leyes en manos para que se cumpla lo establecido, hagamos reuniones con las autoridades y acompañemosla en este cometido, solo unidos, pueblo revolucionario y gobierno nacional derrotaremos las pretensiones golpistas de la derecha, sin unión no hay victoria posible.

Todos en un Solo Gran Frente de Vanguardia para seguir Venciendo !!

Luis Belisario. (Reflexiones de Madrugadas)