Opinion

12.oct.2016 / 09:53 am / Comentarios desactivados

Vladimir Pineda

Vladimir Pineda

Para el dirigente del partido socialista unido de Venezuela del Municipio libertador Vladimir Pineda, es imposible que la mal llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) cumpla con la meta del proceso de recolección del 20% de manifestaciones de voluntades para activar el referendo revocatorio en contra del presidente Nicolás Maduro Moros.

Aseguró que la oposición va a fracasar, “es difícil que logren activar ese revocatorio, y no porque el Gobierno lo vaya a impedir, sino que no tienen fuerza real para recoger el 20% de las firmas necesarias”.

Pineda aseguró que “desde la revolución hemos venimos trabajando duramente, y venimos rescatando aquellas áreas donde la oposición nos ha golpeado, como el abastecimiento de alimentos, y que a través de los CLAPS, programa que ha venido llevando alimentos de la cesta básica a los poblados más vulnerables atacada por esta criminal guerra económica, y el gobierno nacional no escatimados esfuerzos para lograr mitigar la escases de alimentos lo que ha vuelto la confianza al pueblo venezolano con el accionar del poder popular organizado

Destacó, además, que reciente reunión del presidente Maduro en Turquía para estabilizar los precios del petróleo. “La oposición sabe que nos estamos recuperando y por eso andan desesperados. Buscarán tomar cualquier vía para lograr sus objetivos, pero como siempre los encarrilaremos por la vía que quiere la mayoría, que es la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Existen razones jurídicas

La oposición ha alertado sobre la posible sentencia que emitirá el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para anular el revocatorio, a lo que el dirigente aseguró que “existen muchos argumentos para impedir la activación de ese mecanismo constitucional y, uno de ellos, es el fraude de las firmas en el 1%”.

Esa es una de las razones -añadió- por las cuales podrían anular ese proceso; sin embargo, será el TSJ el que dará la argumentación en el caso de que la anulación de este acto proceda,  que por cierto ya viene viciado, aunque la MUD  no lo admita  y busque hacer trampa para alcanzar sus objetivos.