Noticias

30.ene.2017 / 04:48 pm / Comentarios desactivados

Foto 1  la máquina contará con una plataforma interactiva para facilitar el proceso.

*** El proyecto ofrecerá a los jóvenes la posibilidad de grabar y observar videos, tomar fotografías y responder un test de preguntas que concluirá con la entrega de seis preservativos de forma gratuita.

Este lunes la Asociación Civil Mérida rescatando una salud sexual reproductiva responsable (Meressere), presentó ante el gobernador Alexis Ramírez un proyecto para la construcción de una máquina dispensadora de preservativos, la cual contará con una plataforma interactiva que facilitará el proceso.

El coordinador de este grupo, Israel Colmenares, resaltó la importancia de esta iniciativa encaminada a prevenir el contagio del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), así como otras infecciones de transmisión sexual y los embarazos no planificados.

“Nuestro proyecto consiste en la fabricación de un dispensador que podría funcionar como un cajero automático, con el cual se puede interactuar, grabando y observando videos, tomando fotografías y respondiendo un test de preguntas educativas que culminará con la entrega de seis preservativos de forma gratuita, para que nuestros jóvenes ejerzan una sexualidad sana y segura”, indicó.

El responsable del proyecto aclaró que el prototipo fue presentado ante el gobernador Alexis Ramírez, con la finalidad de obtener los recursos necesarios para la construcción de las primeras diez máquinas, las cuales, una vez listas serán ubicadas en puntos estratégicos del estado Mérida.

“Los preservativos que serán dispensados a través de este aparato serán donados por el Ministerio del Poder Popular para la Salud, organismo que siempre nos ha brindado todo su apoyo en las campañas que hemos emprendido durante los últimos años”, dijo Colmenares.

La Asociación Civil Meressere ya tiene ocho años trabajando por el bienestar y salud de los merideños, mediante la implementación de aulas virtuales, las brigadas juveniles y la atención especial a los niños infectados por el Virus de Inmunodeficiencia Humana.

(OCI/Alonso Moreno).