Noticias

1.feb.2017 / 05:24 pm / Comentarios desactivados

Se prevé que en 24 horas se restableza el servicio

Trabajos afectarán los dos ramales de agua en Mérida
Suspenderán el servicio de agua en las próximas horas

 

*** El desplazamiento de la tubería principal se originó por los derrumbes y deslizamientos en la Vuelta de Lola, según explicó un representante de Inpradem. La hidrológica del estado ya inició la reparación de la avería.

Una falla en el terreno en el sector La Vuelta de Lola afectó la tubería matriz de Aguas de Mérida, una línea del sistema hidrológico que abastece al 80 por ciento de la población del municipio Libertador.

Por instrucciones del gobernador Alexis Ramírez, la empresa Aguas de Mérida inició el trabajo de excavación, diagnóstico y reparación del acueducto que presentó un desplazamiento.

El presidente de la hidrológica, Omar Gutiérrez, indicó que, por las labores en el alimentador suspenderán temporalmente el servicio de los dos ramales de agua que abastecen a la ciudad.

“En el transcurso del día informaremos cómo será la distribución del vital líquido”, resaltó al destacar que esperan pueda restituirse el sistema en las próximas 24 horas.

El representante de Aguas de Mérida instó a la comunidad a tener paciencia y a tomar sus previsiones. El Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes y el Hospital del Seguro Social de Mérida tendrán garantizado el servicio.

“Las escuelas tendrán agua normal”, manifestó. Entretanto, el flujo vehicular presentó irregularidades, puesto que se permitía el paso intermitente por la carretera Trasandina.

Omar Gutierrez (1)

“Tenemos a disposición todos los equipos de manera que se pueda subsanar la situación en el menor tiempo posible”, expresó. Una cuadrilla de 30 empleados de la hidrológica, junto con la Policía Vial, Protección Civil, Bomberos de Mérida y el Instituto de Protección Civil y Administración de Desastres del estado (Inpradem), se desplegaron en el lugar para garantizar el trabajo y la seguridad ciudadana.

El trabajo continúa

Por su parte, Nerio Ramírez de Inpradem, explicó que la inspección partió desde La Vuelta de Lola hacia la Hacienda La Lagunita y se detectó que los deslizamientos y los derrumbes propios del territorio generaron el desplazamiento de la tubería principal, grietas y humedad en la carretera. “Los movimientos de masas no están asociados al mantenimiento o rehabilitación del acueducto”, ratificó.

El experto agregó que las condiciones geomorfológicas no representan amenazas para los transeúntes; sin embargo, destacó que la zona es inestable y debe evitarse el sobrepeso. Recomendó a los conductores tomar vías alternas mientras se realizan las reparaciones y exhortó a los habitantes del sector San Benito a evitar el escurrimiento de aguas fluviales y de los techos hacia la vialidad.

(OCI /Isamar Prieto).