Opinion

10.feb.2017 / 06:33 pm / Comentarios desactivados

La unidad es un fenómeno que debemos construir de manera consciente, sin duda hay muchos elementos que inducen a la acción unitaria entre los seres humanos y eso se ha expresado en diversos momentos históricos; pero también la construcción de un proceso revolucionario o de un proceso de transformación revolucionaria en un país requiere de Unidad.

 

Los revolucionarios debemos unificarnos a una propuesta de transformación, ahora bien, esta unidad consta de elementos que la promueven desde los afectos humanos, personas que nos hemos conocido en el devenir del tiempo en diversas coyunturas políticas y humanas, demostrando lealtad.

 

La unidad también proviene de ese proceso histórico donde se va construyendo una propuesta teórica y programática que viene fortalecida por la práctica cotidiana, es la interpretación de textos, pensadores, políticos, que nos ha permitido ver en la práctica nuestras coincidencias y la posibilidad de que las mismas tengan eco en el país.

Ahora, la unidad de los revolucionarios no es una autopista plana donde tu desarrollas máxima velocidad, la unidad de los revolucionarios como cualquier construcción humana tiene sus espacios, sus momentos de parálisis y de contradicción.

 

Los principios de la dialéctica definen que en toda unidad existen fuerzas que tienen contradicciones, existen entes que pueden ser denominados contrarios, es decir, existen divergencias en el seno de cualquier unidad, la construcción de la misma pasa por la superación de las divergencias, pero visto desde la perspectiva no es que se anula la divergencia sino que se le da una solución superior.

 

Generalmente, la confrontación de posturas encontradas obligan a darle una solución que sin duda es la superación de esa contradicción y en el devenir del tiempo posiblemente esa solución presente un nivel de negación y a eso le vendrá otra sustitución, es decir, siempre se negará lo que tiene una falla y se elaborará una alternativa.

 

El desarrollo de la historia se basa sobre negar lo que ha sido perjudicial para superarlo, desde ese punto de vista, la unidad como fenómeno complejo no supone que haya unanimidad de criterios, lo que si supone es la definición de unos preceptos básicos que nos permiten dejar claro porque es necesario estar unidos.

 

Asimismo, el tema económico en todas las sociedades es un argumento profundamente complejo, debido a que la base teórica de conocimiento no es necesariamente extendida, no son muchos los camaradas que tienen un conocimiento profundo del tema económico; pero no es cierto “que la verdad en lo económico la tiene el que ha estudiado o el teórico sobre la economía”. De hecho, los principales textos de Carlos Marx, se basan en la confrontación a los teóricos en sus tiempos que buscaban interpretar las cosas y no buscar la manera de resolverlas, en el planteamiento de los revolucionarios hay mucho sentimiento de irreverencia y cuestionamiento a lo establecido, por tanto, sería una contradicción desde el punto de vista del pensamiento, que la Revolución diera por cierto lo que los teóricos dicen sobre el tema en lo económico, la Revolución debe ir probando, revisando, construyendo y no olvidarse de lo que siente el pueblo.

 

Antes estas reflexiones, no es hora de pregonar conflictos que no van a la par de la unidad de los revolucionarios. Debemos impulsar el carácter de la sindéresis a lo interno para avanzar como un partido de una fuerza indestructible ante las amenazas constantes de los enemigos de la revolución que buscan la desestabilización por todos los medios a su alcance.

Esta unidad no puede estar condicionada a prebendas de ninguna naturaleza fuera del contexto ideológico de la tesis del Socialismo del Siglo XXI; tesis muy bien clara que nos dejo el Comandante Chávez y que ahora la conduce el camarada Nicolás Maduro Moros.

 

Es la hora del accionar político de nuestros cuadros en cada una de los organizaciones de bases del partido, dejemos a un lado la fabrica de rumores en lo intrínseco de quién será el candidato a gobernador, legisladores o concejales. Hay que invertir esa fuerza mal sana, en el accionar de las grandes obras de la revolución bolivariana para seguir avanzando en la construcción de la Patria que soñó Bolívar y Chávez.

 

MI SALUDO A  LA  JUVENTUD  BOLIVARIANA EN SU DÍA.

Cada 12 de febrero, Venezuela se viste de fiesta patriótica para celebrar y conmemorar con dignidad el “Día de la Juventud”, fecha en la que recordamos aquel ejército de jóvenes estudiantes que dirigidos por el General José Félix Ribas, vencieron con heroísmo en la Batalla de La Victoria a la tropa realista del imperio español.

Gracias a la sensibilidad social de Hugo Rafael Chávez Frías, quien rescato el espíritu y la esperanza de la juventud venezolana, convirtiéndola hoy, en la fortaleza que garantiza la continuidad y profundización de la Revolución Bolivariana. Logro alcanzado a través de la ampliación del acceso a la educación en todos los niveles de enseñanza, especialmente en la educación superior, extendiendo por todo el territorio la Universidad Bolivariana.

De manera que el compromiso es seguir adelante hasta concretar plenamente el proyecto del Libertador Simón Bolívar, el mismo que retomó nuestro comandante eterno, quien decía claramente los jóvenes “Son la generación de oro, los hijos e hijas de Bolívar, el futuro les pertenece”.  En este marco reconocimiento a la juventud, un saludo de felicitaciones para ustedes, pues han demostrado que juegan un papel fundamental en la construcción del Socialismo del siglo XXI, como único sistema que genera el mayor grado de felicidad posible.

Sin duda, seguiremos en la defensa de la Revolución Bolivariana y de las conquistas alcanzadas teniendo en cuenta que tanto la juventud como la mujer eran dos sectores tradicionalmente excluidos, y que sólo con la llegada de este proceso de transformación social hemos logrado el respeto, visibilización y un desempeño protagónico nunca antes visto. Igualmente, salutaciones especiales para la Juventud aguerrida, responsable, luchadora  e incansable del Partido Socialista Unido de Venezuela (J.PSUV), jóvenes que en las coyunturas históricas de los últimos 17 años han tenido una gran participación. ¡Que viva la Juventud Bolivariana!

 

“El capitalismo les roba el futuro a los jóvenes, mientras que el socialismo les devuelve a la Patria y les da el presente bueno y el futuro grande” Hugo Chávez Frías.

 

¡A vencer camaradas que ahora nos queda muchas batallas que librar!

 

Vladimir Pineda Ramírez

Equipo Político Municipal del PSUV del Libertador

Mérida, 10 de Febrero de 2017.

¡Hasta la Victoria Siempre!