Noticias

17.feb.2017 / 06:53 pm / Comentarios desactivados

01 (2)

El jefe del Gabinete de Seguridad y Paz de la Gobernación del Estado Bolivariano de Mérida, coronel Óscar Aponte Landaeta, aseguró que los alcaldes de los municipios Libertador y Campo Elías, Carlos García y Omar Lares, respectivamente, tienen el deber de aumentar el número de funcionarios en sus cuerpos policiales para que cumplan con sus competencias como son la ordenación vehicular y el tránsito urbano.

Con respecto a este exhorto, el jefe del Gabinete de Seguridad y Paz reiteró que estas responsabilidades para los gerentes de cada jurisdicción están establecidas en la  Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, a la vez que afirmó que actualmente disponen de los funcionarios existentes en ambas localidades para que se adecuen a los 87 Cuadrantes de seguridad de los planes diseñados por el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, y ejecutados en el estado Mérida por el gobernador Alexis Ramírez.

Por tanto, especificó que cada alcalde para garantizar el orden público y la fluidez en la vialidad de sus municipios, debe ingresar nuevos policías en sus nóminas y gestionar para que el Gobierno nacional y regional, a través del programa de formación de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES), formen a los efectivos para que los burgomaestres García y Lares cumplan con sus responsabilidades.

“No se pueden excusar de que el tránsito vehicular se congestiona porque los policías municipales están empleados en los Cuadrantes de seguridad”, expresó el Cnel. Aponte Landaeta acerca de los referidos alcaldes, al tiempo que recordó que los efectivos de la Policía nacional y regional han asumido tareas de control en los semáforos cuando se presentan fallas eléctricas, lo que catalogó como un gran apoyo.

Prensa Gabinete de Seguridad y Paz /Mérida-Venezuela