Opinion

1.mar.2017 / 07:31 pm / Comentarios desactivados

El ataque a Venezuela se intensificará éste año. Viene en el orden internacional  con distintos señalamientos y acusaciones a personeros del gobierno e irónicamente, con todo el descaro del mundo, naciones que fundamentan y sostienen a sus gobiernos por medio de la represión y no participación de las masas, nos acusaran de no ser democráticos y dictadores.
En el plano comunicacoonal y psicológico han avanzado bastante y ahora con la salida del aire de cnn, el consorcio al que pertenece ese canal de  propaganda y de guerra, intensificara su ataque contra el país.
En el plano económico vienen por la quiebra de nuestra producción. Un despiadado y constante ataque al sistema eléctrico, pasarán al transpuesta, la especulación se ha instalado como una cultura. Muchos se creen comerciantes porque roban y especulan sin orden, consideración ni escrúpulos.
Que falta entones: terminar con la producción, la más sensible. La seguridad alimentaria. Es decir, este año las corporaciones, importadores y grande cadenas nos negaran las semillas. No tendremos semillas para producir.
Actualmente a nuestros productores le pagan parte de sus cosechas con semillas. Y de esa manera quedan comprometidos con el arrime de la cosechas y con los precios.
Agrava nuestra situación la unión de las dos más grandes corporaciones del área en el mundo, me refiero a la unión de monsanto con la bayer.
Hasta esta cosecha que se está por recoger tenemos semillas. Ahora nos tocará buscar y a precios especulativos para la próxima cosecha la semillas y sus respectivos insumos, es decir, abono, venenos y productos para el desarrollo.
Ese es el próximo foco de ataque que le tocará al gobierno enfrentar y resolver, porque de no hacerlo tendremos una emergencia económica y una comprometida situación alimentaria. Es decir, una hambruna. Entonces si querrá y trabajará la mud por la elecciones y vendrá una ole de privatización y represión que nos recordará y revivirá la cuarta república y las condiciones de un 27 de febrero.
Nos toca asegurar y buscar las semillas de la vida, la esperanza, de los sueños. 
Busquemos y aseguremos las semillas de la vida.
Hector López