Noticias

26.mar.2017 / 03:44 pm / Comentarios desactivados

01 (2)

Iniciaron investigación por destrozos en la FCU

Gobernador de Mérida recomienda al rector de la ULA renunciar al cargo

El gobierno regional rechazó licitación del comedor y aseguró que detrás de la misma “hay todo un negocio”

Mérida.- Tras las protestas que se originaron en la ciudad de Mérida en rechazo a la licitación del comedor de la Universidad de Los Andes (ULA), el gobernador del estado, Alexis Ramírez, dijo que el rector Mario Bonucci no tiene suficiente voluntad para administrar el comedor, por lo que le sugirió renunciar a su cargo.

Ramírez, librándose de cualquier responsabilidad, dijo que la autoridad universitaria “ni siquiera puede con el comedor, sería mejor que renunciara para que otra persona asuma el reto”, recomendó.

Criticó que cada vez que hay problemas internos en la ULA, todo el pueblo de Mérida sufre las consecuencias con el cierre de vías y el caos que eso implica. “Esto no puede ser, y lo que más molesta a la población merideña es la incapacidad del rector para enfrentar las circunstancias”, aseguró.

En ese sentido, llamó a Mario Bonucci para que resuelva en el menor tiempo posible el problema del comedor universitario, sobre todo por el malestar causado a la población merideña por las protestas que se dieron durante 12 días.

En torno al tema de la licitación del comedor universitario, Alexis Ramírez manifestó que “estamos seguros de que detrás de esa licitación está todo un negocio, y aunque quieran confundir a la población estudiantil, todos estamos claros en que detrás de esta licitación o concesión, como quieran llamarla, lo único que existe es la privatización”.

Secretario de gobierno responsabiliza al rector

El secretario general de la Gobernación de Mérida, Gerardo Molina, responsabilizó al rector Mario Bonucci de los hechos violentos registrados en la ciudad y dijo que  es el rector quien ha hundido a  la universidad y pretende privatizar los comedores universitarios.

“El rector no gobierna, por el contrario, tiene a la universidad hundida en el desorden y en el caos tratando de usarla como su plataforma política para sus apetencias personales”, expresó Molina, quien agregó que la autoridad universitaria pretende desviar la atención “sobre un proceso completamente vergonzoso, en su intención de privatizar los comedores universitarios”.

A decir del Secretario General de Gobierno, no hay razón que justifique la privatización de los comedores porque la universidad tiene una infraestructura suficientemente plena que le garantice un servicio de alimentación a los estudiantes, así como los equipos y el personal técnico calificado para manejar los comedores y, muy especialmente, cuenta con la Escuela de Nutrición y Dietética, adscrita a la Facultad de Medicina, que puede manejar perfectamente el comedor universitario.

Polimérida dice que evitó enfrentamientos

Por su parte el director de Polimérida, Álvaro Sánchez Cuellar, dijo que es falso que la policía se haga de la vista gorda ante los hechos que se suscitaron en la ciudad.

Explicó que desde que se iniciaron los conatos de alteración del orden público la Policía ha mantenido el resguardo tanto de bienes como personas, ubicando a los funcionarios en puntos estratégicos con la finalidad de evitar provocaciones y posibles enfrentamientos entre los presuntos estudiantes y los efectivos de la Policía.

“Somos garantes de los derechos humanos y hemos estado siempre pendientes, además, rechazamos cualquier tipo de acto vandálico que pudiese atentar contra nuestra ilustre Universidad de Los Andes en el marco de la autonomía universitaria. Existe un problema interno y son las propias autoridades universitarias las que deben buscar soluciones, porque nosotros no podemos irrumpir en sus instalaciones”, señaló el funcionario policial.

Asimismo, manifestó que las instrucciones recibidas del gobernador Alexis Ramírez fueron evitar en todo momento la represión y enfrentamientos con los presuntos estudiantes, para actuar en el marco del respeto de los derechos humanos

Investigan caso FCU

Con respecto a los daños ocasionados en la Facultad de Medicina y en las instalaciones de los locales comerciales ubicados en la sede de la Federación de Centros Universitarios (FCU), Álvaro Sánchez Cuéllar refirió que un grupo de estudiantes de la referida facultad, acompañados por el presidente de la FCU, Jorge Arellano, se acercaron y fueron atendidos por el subdirector de Polomérida.

Allí le recibieron la denuncia y aseguró que de inmediato se procedió a abrir una investigación a cargo la Comisión de Investigaciones Penales de la Policía, para dar con el paradero e identificar a quienes ocasionaron los daños.

Fuente; El Universal/Nora Sánchez