Opinion

7.abr.2017 / 05:55 pm / Comentarios desactivados

Después del once de septiembre el accionar de la ley y el ejercicio político cambio. Ahora todo se justifica con el terrorismo; pero con las llamadas revolución de los colores, se tomó las metodologías y acciones terroristas como la forma de imponer criterios, acuerdos, gobiernos y modelos económicos.

El otro aspecto que viene creciendo es el inmoral y antitético acto de crear lo que se ha denominado falso positivo; es decir, la fabricación y montaje de eventos, noticias y muertes para despertar la sensibilidad de una colectividad y poder asi generar una imagen negativa sobre un sector o atacar a un grupo o país por eventos o noticias falsas.

Nosotros hemos padecido ésta forma de guerra a la que se suma el rumor y otras formas de fabricación de la mentiras.
La derecha internacional dueña de los grandes medios y contando con el dinero y las relaciones internacionales han podido imponer su versión engañosa del mundo y sus crimines los anuncian como errores colaterales.

Ya están en una etapa de absoluta desvergüenza y máxima criminalidad, por lo que se prevé pasen a otro nivel de su accionar como lo la hecho los Estados Unidos con Siria.

Ahora tendría usted que preguntarse, que falta para destruir, atacar a Venezuela? La respuesta es nada, sólo que aquí se ha preparado un pueblo para defender su territorio y se ha dado una unidad cívico militar, además de contar con un organismo de coordinación de la defensa integral de la patria, eso sin contar con la resolución de un pueblo que ya decidió ser libre y soberano.

Hector López