Opinion

23.abr.2017 / 12:57 pm / Comentarios desactivados

Aló! Alcalde de Mérida, se acabo nuestra marcha y  Maduro sigue siendo Presidente.

Así comienza todo el pasado 19 de Abril, cuando miles de venezolanos salieron a las calles a marchar en defensa de la Revolución y en Mérida nos concentrábamos en la Plaza Bolívar frente a la Gobernación del Estado, lugar que se ha convertido en un espacio para la PAZ, donde rutinariamente nos encontramos los Bolivarianos y los Chavistas.

Por otro lado, un grupo de venezolanos fueron convocados para hacer “la madre de las marchas” que bajo supuestos inconstitucionales, cambiaría el rumbo del país. En el caso de Mérida se convocaron para dos puntos de la ciudad, la Plaza Milla y la Plaza Glorias Patrias, marchas que se unirían en el viaducto campo Elías, y finalizaría con un cabildo abierto a la 2pm en la Av. las Américas y desde allí, atentos escucharían el grito de libertad en Caracas, cuando Nicolás Maduro presentara la renuncia.

¿Y qué paso? En plena Av. Las Américas a las 2pm colocaron la TV en pantalla gigante, buscaron todas las redes sociales posibles, Carlos García llamó a un amigo en Caracas y le dijo: Alo! Alcalde de Mérida,  se acabo nuestra marcha y Maduro sigue siendo Presidente.

La militancia opositora, comiendo cotufas, galletas light, refrescándose con agua saborizada, colgando en sus en sus twitter selfie,  haciendo mención a  Almagro y diciéndole #PuebloEnLaCalleHoyMaduroSeVa, esperaban afanosamente la noticia, al escuchar la llamada en alta voz que le hacían a Carlos García, inmediatamente entraron en frustración, casi no lo podían creer, estaban algo sudados por la caminata y creían que ese sacrificio hecho el 19 de abril no podía ser en vano.

Carlos García quien los había convencido que el régimen caería, impávido ante la noticia que recibía vía telefónica se sentó, abrazo a Bonucci que estaba a su lado, sacaron la camándula que tenían en medio del manual de Gene Sharp donde  se especifica las acciones para derrocar a un gobierno en cinco pasos e inmediatamente se comunicaron con Baltazar para elevar una plegaría a la decisión que tomarían, total, el Cardenal afirma que todo lo que se haga por la Democracia y para restablecer el orden constitucional será perdonado por Dios.

De esa manera, la decisión era correr a pie del llano,  ahí se encontraron con una valla publicitaria que decía Nicolás Maduro Presidente y Alexis Ramírez Gobernador, descargaron su ira, su impotencia, su sabiduría e ilustración contra todo lo que tuviera los ojos de Chávez, les parecía que quemar cauchos frente a  una estación de servicio era un acto heroico, sobre todo si explotaba y asesinaba personas, trancaron las vías, se encapucharon, gritaban alucinados por la locura, voltearon la mirada y se encontraron con el Colegio la Salle y ante la mirada complaciente de los convocantes a la Marcha y dirigentes de la oposición se apersonaron como delincuentes y saquearon el Colegio, destruyeron todo lo que encontraron a su paso, se convirtieron en verdugos de su propias instalaciones, creían que tumbar y quemar una valla no era suficiente, pedían sangre, acción, muertos, querían dolor, querían heroicidad de un hecho delincuencial.

Cuando pasó el efecto psicosomático de lo que habían hecho, llamaron a sus aliados comunicacionales y de inmediato sin prueba alguna acusaron a “Los Colectivos” de lo ocurrido, no hubo videos, no hubo fotos para incriminar a los supuestos culpables, solo un twitter de 140 caracteres de Euro Lobo jefe de Prensa de Carlos García.

Así montaron el falso positivo del Colegio la Salle el pasado 19 de Abril, la falsedad y la hipocresía de quienes destrozan y al mismo tiempo lloran sus destrozos, de quienes violentan la paz del pueblo merideño y luego elevan plegarias por la Paz.

Ya nadie les cree, porque además el odio en ustedes se convirtió en una enfermedad casi incurable, son pocos los violentos pero bien pagados por los dirigentes que se visten de blanco para cometer sus fechorías. Al final de la tarde celebraban lo que hicieron, y culminó la jornada cívica con un disparo en la cara a un policía del Estado. Claro! El Cardenal dijo que la bala era pacifica y por lo tanto ya todo está perdonado.

Atento pueblo de Mérida y Venezuela, el Golpe de Estado contra la Revolución será derrotado… Juntos Venceremos!

 

María Alejandra Castillo Ramírez.