Noticias

27.abr.2017 / 05:45 pm / Comentarios desactivados

foto 001

A 123 años del Gran Terremoto de Los Andes

Liceo Márquez Barillas realizó simulacro de sismo

Un simulacro de desalojo en caso de sismo, realizaron estudiantes y docentes del Liceo Bolivariano “Luis Enrique Márquez Barillas” de Lagunillas, capital del Municipio Sucre del Estado Mérida, luego de que se llevara a cabo la inducción correspondiente por parte de la Dirección Municipal de Protección Civil de la Alcaldía de Sucre.

Así lo manifestó Eudo Hernández, titular de esta instancia municipal, quien señaló que esta importante iniciativa, estuvo a cargo del Prof. Eddye Josué Pérez, responsable del Grupo Estable de Gestión de Riesgos en el mencionado plantel de educación media general, bajo la supervisión del Prof. Jorge Navas, Director.

A 123 años del gran terremoto de Los Andes, esta institución educativa rememora tan fatídica fecha con el inicio de un ciclo de actividades, que buscan fomentar y consolidar una cultura sísmica; especialmente debido a que nos encontramos en una zona de alta amenaza sísmica, agregó Hernández.

El terremoto de 1.894

A primeras horas de la noche de aquel 28 de abril de 1.894, indicó Hernández, se registró uno de los más grandes eventos sísmicos ocurridos en Los Andes, y uno de los de mayor magnitud registrados en el país. Aunque no se tiene certeza de su epicentro, los efectos destructivos causaron daños en la mayoría de las edificaciones de las 16 localidades afectadas por este fenómeno, entre las que se mencionan Mérida, Ejido, Tovar, Lagunillas, Chiguará, Pueblo Nuevo y Estanques.

Entre las devastadoras consecuencias de este terremoto, se cuentan al menos tres centenares de víctimas y 21 mil damnificados, lo que debe llamarnos a la reflexión sobre nuestras actuales vulnerabilidades, puesto que, en palabras de los expertos “si ya ocurrió, volverá a ocurrir” y debemos desarrollar la capacidad de enfrentar este tipo de adversidades con el menor costo posible. Además debemos considerar que mientras más nos alejemos del último sismo destructor, más cerca nos encontramos del próximo, ya que todo evento natural tiene un ciclo de recurrencia o período de retorno, concluyó Hernández.

PRENSA PCSUCRE