Noticias

15.may.2017 / 11:32 am / Comentarios desactivados

ulalogo

Este lunes a través de un comunicado, varios integrantes del Consejo Universitarios de la Universidad de Los Andes fijaron su posición de rechazo ante las constantes y flagrantes violaciones a los derechos Constitucionales que desde la rectoría y con el apoyo de sus acólitos del recinto universitario, a diario se cometen contra la comunidad universitaria y la población merideña en general,  a continuación, dejamos para ustedes el texto del comunicado.

 

AL PUEBLO UNIVERSITARIO

Nosotros, miembros del Consejo Universitario de la Universidad de Los Andes, denunciamos la generalizada estulticia, la locura disfrazada de “protesta cívica”, la demagógica falsedad ideológica que legitima la violencia de vacuas castas académicas, la destrucción irreparable de la ya menguada credibilidad de este máximo organismo al aupar una supuesta “lucha contra la dictadura” que no es más que la entronización de una extrema derecha universitaria huérfana de ideas propias, la flagrante y continua violación del derecho al estudio de jóvenes secuestrados en su capacidad de auscultar la realidad por medio de actos de racionalidad, la aparatosa e implacable razzia “académica” que intenta sostener contranatura un pensamiento único basado en la mediocridad intelectual y la anulación de la crítica interna, la desviación de recursos públicos al permitir a sus trabajadores no laborar en la Universidad a condición de hacerse presentes en las “actividades de rescate del hilo constitucional” que han terminado en actos de extrema e indiscriminada violencia y furores homicidas, la exhibida ingobernabilidad de la Universidad de Los Andes producto de un mesianismo devoto de origen cavernícola, la manifiesta incapacidad y negligente manejo de la Rectoría por parte de fanáticos sin carrera académica con cuestionables “conocimientos”, la destrucción y manipulación de la opinión pública que persigue la disidencia interna y cercena brutalmente cualquier asomo de cuestionamiento a una gestión universitaria por demás oscura y retrógrada, el sostenimiento de un apartheid que excluye amplios sectores universitarios que no se pliegan a un movimiento insurreccional enganchado a los designios de los Estados Unidos de América, la extremada partidización de las decisiones del Consejo Universitario que ha aniquilado el pluralismo ideológico sustituyéndolo por un consenso de ”reuniones virtuales” donde la ilegitimidad es la burla diaria al estado de derecho, donde una élite corrupta de ideales acapara un poder omnímodo y sin control…

En fin, todo esto ha estado sucediendo por casi nueve años, para unas autoridades que han duplicado ilegítimamente su permanencia en el poder. Duras y oscuras tormentas presagiamos para nuestros jóvenes estudiantes, encerrados en la cárcel de la más abyecta manipulación, donde se le ha enseñado a odiar, pero no a amar, a destruir, pero no a construir, a la irracionalidad, pero no al metódico análisis científico, a la fácil consecución de unos fines que no pueden vislumbrar, y no al trabajo honesto y enriquecedor. Nosotros, sin embargo, nunca nos daremos por vencidos. Devolver la esperanza, el estudio, el trabajo creador, el imprescindible debate de ideas dentro del respeto democrático, la construcción de una Venezuela que se proyecte independiente y soberana, será hoy y siempre nuestro empeño más profundo.

Mérida, 15 de mayo de 2017

Dr. José Rafael Luna

Decano Facultad de Farmacia y Bioanálisis

Dr. Rubén Castellano

Representante del MPPECyT

Dr. Juan Carlos Villegas

Representante Profesoral

Br. Nilver Torres

Representante Estudiantil