Noticias

23.may.2017 / 08:29 pm / Comentarios desactivados

Jesús Parra aclaró que la demanda obedece a un clamor de niños, mujeres y adultos mayores.

Jesús Parra aclaró que la demanda obedece a un clamor de niños, mujeres y adultos mayores.

 

***La demanda de protección de derechos e intereses colectivos con medida cautelar de amparo constitucional obedece a un clamor de quienes día a día se encuentran afectados por los grupos violentos que impiden el libre tránsito

El pasado 18 de mayo un grupo de habitantes del municipio Campo Elías introdujo ante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia una demanda contra el alcalde de esta jurisdicción, Omar Lares, por la constante vulneración de los derechos civiles y ciudadanos que se han producido durante los últimos días con la activación de las “guarimbas”.

En representación de las personas afectadas, Jesús Parra explicó que la demanda de protección de derechos e intereses colectivos con medida cautelar de amparo constitucional obedece a un clamor de quienes padecen problemas de salud, así como de niños, mujeres y adultos mayores que día tras día se encuentran afectados por los grupos violentos que impiden el derecho al libre tránsito.

“El alcalde Omar Lares no asume su responsabilidad de mantener la paz y la tranquilidad en este municipio, y lo único que hace es incentivar la violencia junto a sus directores, ya que son estos los que llevan piedras y cauchos para las “guarimbas”, e incluso, invitan a la población a través de las redes sociales a sumarse a las protestas y acciones terroristas”.

Parra aclaró que los habitantes de Campo Elías están sufriendo las consecuencias por la imposibilidad de recibir alimentos de los Clap, acudir en casos de emergencia al ambulatorio Los Cedros o al Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes (Iahula),  porque las vías se encuentran obstaculizadas.

El protector de este municipio y miembro del Consejo Legislativo del estado Bolivariano de Mérida, José Manuel Avendaño, también responsabilizó al alcalde Omar Lares por las acciones violentas que se han registrado durante los últimos días en la capital de esta jurisdicción.

“Más de 25 mil habitantes de este municipio hemos sido afectados por los daños causados a las instalaciones de Tromerca, acciones que se complementan con una serie de saqueos al comercio y a instituciones educativas como la Escuela de Artes y Oficios “Eloína Sánchez”, y nosotros no podemos permitir que el terrorismo continúe incrementándose”.

El legislador bolivariano denunció la actitud cobarde de algunos líderes de la derecha merideña, ya que cada vez que ocurren hechos violentos por las convocatorias de la Mesa de la Unidad Democrática, nadie asume su responsabilidad y se intenta culpar a los grupos afectos al Gobierno sobre las acciones terroristas que ellos mismos han organizado.

(Alonso Moreno/OCI).

 (Fotos: Carlos Hernández)