Opinion

8.ago.2017 / 05:56 pm / Comentarios desactivados

En el mejor ambiente de paz se instaló y empezó con sus actos inherentes a su naturaleza, la nueva Asamblea Nacional Constituyente (ANC), conformada por gente de Pueblo, con cara de pobres, mestizos, sexodiversos, pescadores, agricultores, empresarios, trabajadores, profesores, mujeres, activistas políticos, pensionados, estudiantes y jóvenes, todos ellos, mandaderos de su mandante, el Pueblo, de su municipio o sector al que pertenecen, con la misión de ser “primo inter pares”, es decir, primeros entre iguales (el latinismo es un acto ocioso mío) en su comunidad o sector, cuya misión se podría resumir en: actos constituyentistas, elaborar leyes especiales y urgentes, reorganizar el Estado y reformar la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV: 1999), para entregarnos a todos los venezolanos, una nueva Constitución, que nos blinde como pueblo y nación, de cara al presente y futuro, en este nuevo mundo multicéntrico y pluripolar. Todo ello, sobre la base de una “revolución necesaria”, tal y como lo sentenció nuestro Comandante eterno Hugo Rafael Chávez Frías.

     El porqué de la revolución y  el hecho de ser necesaria, se explican porque las lacras del capitalismo aún están presentes en nuestra sociedad, con las graves consecuencias que el pueblo está pagando, incluso, con la vida. Revolución, porque impera la necesidad de cambiar todo lo que haya que cambiar con sentido del momento histórico, como lo definió el universal Comandante Fidel Castro Ruz. Y, necesaria, porque ya es por todos conocidos que el capitalismo es la causa del hambre, miseria y corrupción de nuestros pueblos, del que la República Bolivariana de Venezuela no ha logrado, aún, zafarse, hecho que es necesario y urgente, porque no fue un capricho de Chávez, cambiar las “relaciones sociales de producción” existentes.

      Cambiar las relaciones sociales de producción, ha de ser el norte que tengan presente en su mente y en su conciencia, nuestros Constituyentistas, con el estudio y la reflexión por delante, no así, con los vicios del academicismo asqueroso que hemos aprendido y aprehendido del sistema educativo imperante y que no hemos sido capaces de cambiar hasta el presente, que para lo único que ha servido, es para preservar y adoctrinar en beneficio de los intereses del viejo, decadente y aún reinante, Estado burgués, sobre la base de la ignorancia aprendida.

     Esto significa, que cada constituyente, tiene como tarea fundamental, en su esencia, desechar el viejo Estado burgués y echar las bases legales, materiales y concretas del nuevo Estado Comunal, que es el Estado en las antípodas del capitalismo, es decir, el Estado Socialista, Bolivariano y Chavista del siglo XXI. No hay otro, ni las falsas terceras vías son la alternativa. Cualquier  otra fórmula es falsa, porque: o somos capitalistas o somos socialistas. Por esta razón, ningún revolucionario en las actuales circunstancias, negocia nada, sino que dialoga sin hipotecar principios.

     Y, como la mayoría optamos por la revolución necesaria, los hijos de este Pueblo noble, entre chavistas y no chavistas, hemos optado por cambiar las relaciones sociales de producción, al costo de aguantar intentos de golpes de Estado, barricadas de terror, asesinatos de inocentes, guerra económica con desabastecimiento programado e hiperinflación orquestada para quebrar la economía familiar e individual, hasta que, atravesando obstáculos y barricadas, evadiendo a los asesinos, llegamos el pasado 30 de julio del 2017, hasta las urnas, para votar por nuestras y nuestros constituyentistas.

     Por otra parte, como nos narra el relato bíblico, así como Moisés y Aarón guiaron a su pueblo de Israel por el paso del Mar Rojo hasta la tierra prometida, así, también, el comandante Hugo Chávez y el obrero presidente Nicolás Maduro, nos han guiado hasta este maravilloso momento histórico revolucionario, por la vida y por la paz duraderas, con las grandes alamedas de revolucionarios y gente de paz, que salió a votar el 30J, con esa gran empalizada de constituyentistas de mujeres y hombres que atajarán la violencia, el golpismo y la guerra económica. En ellas y ellos hemos de confiar y protegerlos en el ejercicio de sus funciones, con decisiones que cambiarán, para bien de todos, el curso de la historia.

     Por estas modestas razones, uno se atreve a sugerir, desde la concepción materialista histórica y dialéctica, a recordar que existen  un conjunto de determinaciones de la vida social que hemos de cambiar como revolución necesaria, pero siempre hay una determinación que priva sobre las demás, por ser ésta la macroestructura que rige al resto de la superestructura del Estado. Me refiero a la determinación económica.

    Pues bien, consciente todos los constituyentistas de atender con urgencia esta determinación, dicho, más o menos, en paráfrasis del Constituyentista Hermann Escarrá, con actos constituyentes, con leyes de emergencia económica, financiera y productiva, además de establecer sus bases fundamentales en la nueva CRBV, que deriven de esta ANC, también, me atrevería a sugerir, que en lo inmediato posible, se contemple, desde el ámbito económico, financiero y productivo:

1. Iniciar actos constituyentes, que inicien un proceso de ofensiva económica, al mayor y al detal, que ataque la especulación y usura; a) otorgando facultades especiales, tanto al Presidente Nicolás Maduro, como a los gobernadores de cada estado, en donde emerjan ejércitos de fiscales ad-hoc contralores municipales (como lo exponía nuestro Carlos Escarrá), contra la guerra económica, en todas sus dimensiones y manifestaciones, con plenas facultades, para liquidar la especulación, usura, desabastecimiento programado, escasez deliberada, ralentización de la cadena de producción, distribución y comercialización, bachaqueo de cuello blanco y de marginales, tráfico de papel moneda y contención del efectivo promovido por la banca privada y los comerciantes, con aquello de los “avances de efectivo” al diez y quince por ciento (10% y 15%), trasiego de materia prima e insumo hacia Colombia, Brasil e islas del Caribe y todos aquellos delitos que han surgido a la sombra de la SUNDDE, como en el caso del Estado Mérida, en donde todos  sus funcionarios van a marchas con el pañuelo en la nariz y con asco por la franela roja, pero le ponen la cama a comerciantes ladrones de todo tipo, con los beneficios directos e indirectos, que son difíciles de esconder en sus escandalosas ostentaciones, que ofenden al pueblo oprimido, al igual que sucede a nivel nacional, en donde estos funcionarios de la SUNDDE exhiben como trofeo de guerra y propaganda, uno que otro comercio al que abordan de manera televisada; b) Activar las leyes del Poder Popular del año 2010 y conferir a las Comunas y Consejos Comunales, UBCH y CLP, Poderes Especiales en defensa de la Economía Nacional, regional y familiar, que les permita la fiscalización, confiscación y reparto de bienes, insumos, alimentos y todo cuanto sea conseguido en bachaqueo, acaparamiento, desabastecimiento programado, ralentización y especulación, en acompañamiento de nuevos  fiscales del Ministerio Público, Procuraduría nacional y Regional, Defensoría del Pueblo y Contraloría Nacional y Regional.

2. Legislar de manera inmediata en cuanto a formas de confiscación, más que de expropiación, a quienes cometan delitos económicos de cualquier tipo, con articulación directa con el trabajo adelantado por el SENIAT;

3. Congelar precios (a), a la par de una reconversión monetaria (b), que elimine tres (3) ceros al actual signo monetario, acompañado de otro aumento salarial (c), de manera simultánea, en un lapso perentorio y urgente, al mismo tiempo que, por un lapso perentorio y experimental, se autorice y establezcan reglas generales, en el uso del DIPCOIN, como moneda electrónica y su relacionamiento con el manejo de ésta en Gran Bretaña, Francia y otros países eusoasiáticos;

4. Abrir una ofensiva penal, legal y de desarticulación contra los agentes y participantes de la plataforma Dólar Today, desde dentro del país y desde fuera, desde las redes electrónicas y radioeléctricas, hasta, tipificando a los artífices y participantes en este tipo de red mafiosa para quebrar la economía venezolana, como un Delito contra la Seguridad y Soberanía Nacional, con pena máxima de cárcel, confiscación de bienes y sin medidas alternas de beneficios procesales.

5. Dar rango constitucional,  al concepto de Patrimonio Nacional, que se extienda, también, a toda empresa o consorcio empresarial estratégico de alimentos, materias primas, insumos, que no puedan ser subsumidos, transferidos, ni vendidos a terceros, sin antes ofrecerlo o ponerlo a disposición del Estado y gobierno nacional o regional, como primer ofertante en caso de algún tipo de venta o cesión, a menos que éste libere la posibilidad de venta a otros particulares, nacionales o extranjeros, con la prohibición directa y expresa deDeclarar Quiebra”, por cuanto este es un subterfugio del propietario o propietarios del sector privado, para liberarse de responsabilidades contractuales con los trabajadores y con el Estado.

6. Crear inmediatamente, una Ley Especial de Estímulo al Intercambio Comercial, con otros signos monetarios, como la Moneda Común del de la UNASUR, el SUCRE, no solo electrónica, sino en físico, adicionalmente, no solo para empresarios, sino también para particulares, promoviendo, además, incentivos arancelarios, para todo tipo de relación comercial con China, Rusia, países del Caribe, Asia. África y todos aquellos aliados del Movimiento de Países no Alineados (MNOAL).

7. Establecer, crear y promover, plataformas electrónicas alternativas que nos liberen de la dependencia de Google y de los sistemas de comercio electrónico hegemónicos, que benefician como único centro a los de EEUU.

8. Establecer una Ley Especial de Reforma Tributaria Diferenciada entre el valor de la Unidad Tributaria Actual (UTA) y otra Unidad Tributaria de Peculado y Delitos Económicos y Conexos, en la que cada UTPDEYC sea diez veces mayor que la UTA y que cada vez que ésta aumente, igualmente la otra, aumente, por cuanto los agentes inflacionarios están entre quienes violentan las normas económicas venezolanas y promueven la especulación y todo tipo de delito económico.

9. Crear una Reforma de Ley, en la que toda persona natural, al cumplir los dieciocho (18) años, haga su respectiva Declaración Jurada de Patrimonio (DJP) ante la Contraloría General de la República (CGR) y toda persona, investida de cargo o no, sin distingo de ningún tipo, haga su respectiva renovación patrimonial, cada año, por cuanto, por todos es sabido que los lavadores de dinero y delincuentes utilizan a testaferros, entre los más jóvenes  y entre adultos desempleados y sin profesión ni oficio conocido.

10. Hacer realidad un Decreto Especial que ordene a los gobiernos regionales y les libere recursos especiales, para la creación, en un lapso perentorio no mayor de seis (6) meses, como Emergencia Productiva y Económica Nacionalcon carácter de urgencia de 10 empresas de producción industrial, tecnológica, alimentaria y de insumos de la vida familiar, que se correspondan con el Plan de la Patria, en la que, igualmente, se establezca como límite en dicho lapso perentorio, el apoyo directo a las Empresas de Producción Social (EPS), que surjan de los Comité Locales de abastecimiento y Producción (CLAP), en cada estado, con un mínimo de diez (10) de éstas.

11. Dar rango constitucional y abarcar en toda cuanto sea posible, el concepto de Seguridad y el de soberanía Nacional, que conjure los conceptos difusos y dependientes manejados en la academia al servicio del Estado burgués y bajo el signo de las concepciones postmodernas, legitimadoras del capitalismo, con palabras edulcoradas y pose académico-intelectual.

12. Dar rango constitucional y abarcar en todo cuanto sea posible, todo cuanto abarque el control del Estado de los recursos petroleros, gasíferos, minerales, energéticos, del agua y de los territorios con especial atención al Esequibo, como territorio de la República Bolivariana de Venezuela, del que, igualmente, existe la necesidad de una Ley Especial que defina una política de habitabilidad de venezolanos contra la colonización silenciosa extranjera, estímulos al desarrollo en esta región, gobierno estadal, vías y medios de comunicación, entre otros aspectos de la vida nacional.

13. Reforzar el Turismo, como mercado económico internacional, como un derecho de niñas, niños, ancianas y ancianos, además de toda la clase trabajadora y sus hogares, con una Ley de Emergencia Turística que movilice a todas las embajadas y consulados en la promoción nacional y relaciones estratégicas que incidan directamente en el turismo, además de crear lo antes posibles, una Ley Especial que Declare a Falcón, Táchira, Mérida, Nueva Esparta como Zona Franca y Puerto Libre en lo Económico, Científico, Tecnológico, Humanístico, Educativo y Cultural de la República Bolivariana de Venezuela, bajo la Rectoría del Ejecutivo Nacional y la Administración de cada gobierno regional, con una evaluación acerca de su sostenibilidad en el tiempo, cada dos años, a ser aprobado, por la Asamblea Nacional Constituyente y el Ejecutivo Nacional.

14. Y no por ser mencionado de último, es menos importante, por cuanto la principal determinación económica, lo financiero y productivo, no serán posibles, si no cambiamos, inmediatamente y promovemos la Constituyente Educativa, porque lo aprendido hasta hoy son los medios y modos de producción capitalistas, lo que supone, ahora, un cambio profundo en nuestros modos de ser, actuar y pensar (afectiva, científica y materialmente), que implique: a) Reforma en los pensa de estudios, desde la educación primaria, hasta la universitaria; b) Democratización de las universidades, bajo tutela del Estado; ratificar y obligar el cumplimiento del concepto de “Autonomía Universitaria”, contemplados en el artículo 34  de la Ley Orgánica de Educación y 109 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, creando además, en un lapso perentorio, con participación de todos los actores y miembros de la comunidad universitaria, una nueva Ley de Educación Universitaria, que tome como documento base, modifique, mejore y amplíe, el vetado por el Presidente comandante Hugo Chávez. Dicho en términos pedestres: no podemos actuar, ni hacer una revolución socialista, bolivariana y chavista, si no sabemos qué es el socialismo. Hemos de reaprender, desechando las lacras del capitalismo.

     Amable lectora y lector, admirados patriotas constituyentistas: el Pueblo venezolano fue valiente y derramó sus sangre frente a los terroristas asesinos, para hacer posible la elección de esta noble Asamblea Nacional Constituyente  (ANC), lo que significa, también, la ratificación de la protección a nuestros constituyentistas y; el obrero Presidente Nicolás Maduro, se ha jugado la vida personal, su estabilidad en el cargo, su prestigio y su tranquilidad personal, a cambio de que este momento histórico Constituyentista fuese posible, En sus manos, señoras y señores constituyentistas, está la República, en su presente y futuro. Sabemos que están actuando por mandato de nosotros, su Pueblo.

 

Prof. Luis Pino

@l2pino2