Noticias

17.sep.2017 / 06:17 pm / Comentarios desactivados

El agradecimiento de la dama estaba cargado de amor

El agradecimiento de la dama estaba cargado de amor

 

Los pasos dejaban entrever su edad. Del patio de un amplio hogar, en el sector Paramito del municipio Campo Elías, salió Alicia Vielma de Flores con un entusiasmo sin igual. “Jehyson se acordó de mí. Dios lo bendiga”.

Pasadas las 10 de la mañana, el equipo de la Sala de Asistencia Social de Jehyson Guzmán tocó la puerta de la casa de Vielma, quien a pesar de sus 94 años de edad, mantiene una chispa y vivacidad contagiosa.

¿El motivo del encuentro? Un bastón. Alicia Vielma carecía de un instrumento para apoyar su andar y contó que el candidato a la Gobernación de Mérida, en una visita que le hizo, asumió el compromiso de atenderla.

“Jehyson Guzmán entró a saludarme con mucho cariño, con toda la voluntad”, y   entre risas recordó que cuando el abanderado llegó a saludarla, la encontró apoyada de una escoba, una herramienta que durante dos años fungió como su bastón.

Sus palabras se entrecortaban en la medida que rememoraba la conversación que sostuvo con Jehyson. El agradecimiento sentido por Alicia Vielma le bajó por los ojos en forma de lágrimas. Manifestó que a diario pide a Dios para que el abanderado Jehyson Guzmán gane la Gobernación del estado Mérida.

Un altar en la sala de su casa fue la muestra fehaciente de fervor católico. “Gracias a la Virgen por esta ayuda. Con este bastón, que no me esperaba, puedo ir para Mérida y cuando el presidente esté allá, iré a verlo”.

(CDCZ200 – Isamar Prieto. Foto: Néstor Tarazona).