Opinion

25.oct.2018 / 08:32 am / Comentarios desactivados

Tenemos una clase obrera en movimiento. En los últimos 6 meses hemos estado debatiendo permanentemente con los trabajadores en todo el país y en todos los sectores de la economía. Entre el 29 de mayo y el 20 de junio se realizó el Congreso Ideológico de la Clase Obrera, cuya conclusión fundamental fue la necesaria ampliación de los Consejos Productivos de Trabajadores (CPT) a todos los motores productivos de la Agenda Económica Bolivariana. Luego, del 17 al 19 de julio se realizó en Los Caracas el Encuentro Nacional de los CPT, el cual definió el plan nacional de expansión a los motores productivos y su inserción en la gestión directa y democrática en algunas cadenas productivas. Ahora, el pasado 11 de octubre clausuramos el Congreso Constituyente de la Clase Obrera, propuesto por el Presidente Nicolás Maduro, que desde el 31 de agosto deliberó a nivel nacional.

Son muchas las conclusiones de este último evento, pero hay tres o cuatro fundamentales: el modelo de gestión empresarial socialista, las siete micromisiones productivas que fueron asumidas con carácter presidencial, la definición del tipo de Estado -obrero, campesino y comunal- que propugnamos para construir el socialismo bolivariano y el aporte de la clase obrera a la defensa integral de la nación con las milicias obreras, integrantes de la Milicia Bolivariana.

Centenares de miles de trabajadores participaron en miles de asambleas y reuniones. Ha sido un proceso de elaboración colectiva de la política de la clase trabajadora, a través de sus organizaciones: sindicales, CPT, comités de prevención, Universidad Bolivariana de Trabajadores Jesús Rivero, las BOPS en PDVSA y otras.

En estos meses, -a través de estos debates, la clase obrera se va poniendo al frente de la construcción del socialismo bolivariano, con su conciencia emancipadora y con su programa, que va conformando en lo concreto acompañando a nuestro máximo líder obrero, Nicolás Maduro. ¡Seguimos venciendo!

4F/APC PSUV MÉRIDA